La Ciudad

Le quieren cobrar intereses

Registrado en el débito automático, el municipio le reclama años de deuda

10|11|18 09:34 hs.

Un vecino de nuestra ciudad se acercó a LA VOZ DEL PUEBLO para advertir por una maniobra de la que fue víctima –afirma- de parte de la dirección municipal de Políticas Tributarias. Después de pedir que su identidad sea resguardada, mostró en nuestra redacción las pruebas que acreditan su registro en el sistema municipal de pago por débito automático, y también presentó las intimaciones que desde el municipio le hicieron llegar. 


Expresamente manifestó que recibió “intimaciones por deudas en el pago de servicios urbanos y sanitarios en distintas propiedades de mi propiedad que fueron enviadas desde la dirección de Políticas Tributarias y las firmó su director, Ariel Sánchez”. 

El vecino en cuestión explicó que se le reclama “el pago de los servicios referidos por los años 2016 y 2017, más intereses”, todo ello bajo el apercibimiento del inicio de acciones judiciales para el reclamo de la deuda que exige el municipio. 

Afirma que “los servicios de los inmuebles están adheridos al débito automático desde el año 2014, hasta la actualidad, en dos bancos distintos”.


El contribuyente acercó a nuestra redacción copias de la facturación donde consta su adhesión al débito automático. También de las intimaciones.


Incluso asegura que las entidades bancarias emitieron un comprobante que así lo afirma, y describe una vigencia del débito automático desde 2014 hasta el día de hoy, que en consecuencia abarcan el período que se le está reclamando. Igualmente resaltó que tiene adherido al débito automático -con los mismos bancos- otros servicios que la propia Dirección de Políticas Tributarias los debita “sin ningún problema”.

No está, pero está 
Por ello subraya que “mientras que algunos servicios son debitados sin ningún problema, en otros casos no se realiza el débito, y me los reclaman con intereses y bajo amenaza de apremio”. 

De todas maneras advirtió que las boletas correspondientes a los períodos incluidos en el reclamo “nunca fueron remitidas para su pago”, por el contrario, según le informaron en las propias oficinas de Dirección de Políticas Tributarias, “no las enviaban porque estaban adheridas al débito automático”. 

Posteriormente encontraría –mientras revisaba antecedentes- boletas en las que consta la cuenta de la cual se debitaría el monto que a la postre se enteró que nunca le fue debitado. 

El contribuyente en cuestión concluyó con que “el director de Políticas Tributarias remitió las facturas para su pago, pero no debitado automáticamente como corresponde de acuerdo a su responsabilidad, y ahora pretende sanear su omisión cobrando intereses en lugar de efectuar los descuentos por buen cumplimiento, y amenazando con llevarme a juicio por montos que se suponían debían ser debitados correctamente”.