Deportes

Fernando Rosanova, DT de Blanco y Negro

“Somos un equipo joven que a lo largo del año tuvo muchos picos”

10|11|18 10:15 hs.

La imagen que dejó Blanco y Negro de Coronel Suárez tras la serie de playoffs que le ganó 2-0 a Quilmes, es la de un equipo con serias aspiraciones para llevarse el título en el Final Four del Torneo Oficial de Básquet 2018. 


Consumada la clasificación y después de completar un juego donde se alcanzaron muchos de los objetivos propuestos, el técnico Fernando Rosanova nos comentó: “Sin dudas que en el primer tiempo de hoy se vio lo mejor de nosotros, tanto en el aspecto defensivo que lo venimos plasmando aunque todavía es un punto a mejorar para no tener tantos baches en un partido; mientras que en ataque encontramos siempre un pase más. En el partido de ida Quilmes nos había complicado con la zona y trabajamos para superar eso; me parece que encontramos fluidez y quedó reflejado. Fuimos muy respetuosos de este rival que tenía en Franco Fernández al refuerzo que levantó al equipo y potenció a los tiradores; queríamos hacernos fuertes de visitante para cerrar la serie, porque se nos viene un viaje a Mar del Plata por el Provincial (hoy enfrenta a Teléfonos) y tener una semana de descanso sería muy valioso”, reconoció el DT. 

El ritmo, la velocidad y eficacia con la cual jugó Blanco y Negro el primer tiempo fueron de alta calidad. “Somos un equipo joven que a lo largo del año tuvo muchos picos… Arrancamos muy bien el Provincial, metimos un gran partido con Costa Sud y después nos caímos bastante. Estamos tratando de encontrar madures y regularidad; creo que este equipo puede jugar como lo hizo en el primer tiempo de hoy, por eso trabajamos para madurar y ver si podemos hacerlo realidad en el Final Four”, destacó Rosanova. 

En el segundo tiempo era hasta lógico pensar que el nivel bajaría, que los suarenses buscarían rotar el equipo para no desgastar a sus jugadores pensando en el Provincial. “Esto empezó el lunes pasado, donde fuimos contundentes y dimos una buena imagen ante un Quilmes que nos complicó; para la revancha entendíamos que de tener un gran primer tiempo podríamos sacar una ventaja que nos permitiera la rotación. Otro de los objetivos de este proyecto es la inserción de los juveniles, y lo estamos consiguiendo”, reafirmó. 

Daría la sensación que el Provincial le dio a Blanco y Negro la posibilidad de crecer como equipo. “Nos permitió esto de madurar; enfrentamos equipos ya hechos, experimentados, con jugadores que han estado en otro nivel, que no te permiten errores y por lo cual hay que estar muy concentrado y actuar como una unidad todo el partido”. 

Conforme con el buen año del equipo en su primera temporada en Blanco y Negro, donde siempre fue protagonista y formó parte de todas las definiciones, Fernando Rosanova se ilusiona con repetir lo logrado con Monte Hermoso: ser campeón oficial de la ATB. Y por lo que su equipo demostró ante Quilmes, razones para ilusionarse no le faltan.