La Ciudad

Deberá cumplir en un plazo de 15 días

Fallo judicial contra el municipio, por no dar información pública

12|11|18 09:34 hs.

En julio del año 2017 Mauro y Piero Fiori, un residente y su hijo abogado, solicitaron información pública ambiental al municipio tresarroyense sobre problemáticas del balneario Reta, en calidad de vecinos preocupados por las deficientes condiciones sanitarias y ambientales de la localidad balnearia. 


A más de un año sin respuesta, se reiteró la solicitud en agosto, y después de que tampoco les fuera devuelta una respuesta, se solicitó la información judicialmente en octubre de 2018. 

El pedido hecho a la Justicia concluyó con una sentencia del Tribunal del Trabajo Nº 3 de Tres Arroyos que, con fecha 7 de noviembre, condenó al municipio a brindar la información solicitada en el termino de quince días, “bajo apercibimiento de multas y/o responsabilidades sancionatorias administrativas y penales para los funcionarios que incumplan”.

“Bastaba con” 
“Bastaba la puesta en conocimiento al requirente de la imposibilidad de proporcionar la información solicitada ante la ausencia de datos”. “Si se trata de ausencia de información, debe así ponerse de manifiesto”, mencionan entre otras consideraciones -en su sentencia- los jueces Alejandro Norberto Taraborelli y José Luis Fernández.   

Al municipio le cuesta entender que tiene que contestar aunque sea asumiendo que no dispone la información requerida, y justificando por qué no la posee, según la asesora legal García Christensen 


“Una incógnita” 
La Justicia determinó que de los 19 puntos de los que se pidió información, sólo 11 fueron contestados, por lo que ordena contestar los restantes 8, de los que consideró que “son una incógnita aún para el amparista”. 

 LA VOZ DEL PUEBLO pudo hablar con la asesora legal de Mauro y Piero Fiori, Verónica García Christensen, quien contó que se pidió información sobre “loteos por subasta pública, evaluaciones de impacto ambiental del mantenimiento de la limpieza de la playa, de los sistemas de desagües pluviales, sobre la habilitación de actividades molestas en el casco urbano, sobre obras hidráulicas, sobre pozos ciegos y prevención de contaminación de napas, y sobre las medidas en el marco del régimen de conservación de la albufera, entre otros”.  

“Incompleta y ambigua” 
Explicó la también abogada especialista en derecho medio ambiental que el municipio se limitó a dar respuestas “fuera de término, o fuera del plazo legal, es decir, inoportuna”. 

Además destacó que lo hizo en forma “incompleta y ambigua, omitiendo varios puntos. Entonces la sentencia condenó a que se dé “cabal” cumplimiento al pedido de información del ciudadano, es decir, que debe contestar cada uno de los puntos que se requirieron en forma completa.  

“Criterio disparatado” 
García Christensen incluso destacó que entre los “insólitos argumentos que dio el municipio en la causa judicial para no dar respuesta, resultó ser muy ilustrativo un párrafo, que resume a la perfección el criterio totalmente disparatado que parecen sostener las autoridades, y que dice textualmente que: ‘resultaría sumamente difícil o prácticamente imposible para los agentes o funcionarios municipales cumplir sus funciones propias y tener la obligación de evacuar diariamente y ante el requerimiento de cada uno de los ciudadanos informes o consultas del tenor de la propugnada por el Sr. Fiori, que, reitero, exceden la simple reproducción de datos disponibles’”. 

 Para la letrada, al municipio le cuesta entender que tiene que contestar aunque sea asumiendo que no dispone la información requerida, y justificando por qué no la posee. 

“Servirá para volver” 
Lejos de desanimar la búsqueda de información pública del Estado municipal tresarroyense, García Christensen sostuvo que este antecedente “servirá de base para volver a solicitar información con más detalle sobre la situación ambiental de Reta, y también para exigir el cumplimiento de varios pedidos de información pública sobre otros temas de Reta, como la solicitud de los resultados de los análisis del estado del agua que el municipio provee en Reta, que se hizo a través de los Vecinos Autoconvocados de Reta, y otros temas de Claromecó, como el basural clandestino en la zona del faro, la utilización de máquinas para nivelar la arena, la presencia de escombros y tosca en la playa, el funcionamiento de la pista de motocross o cuatriciclos, o la pretendida ampliación urbana de Dunamar”.  

Información pública 
Por último dijo esperar que “podamos lograr un ejercicio democrático adecuado y eficaz en el derecho al acceso al información pública y en el derecho a la participación ciudadana, como así también se pueda avanzar en las medidas de prevención y recomposición, muchas de ellas urgentes, del ambiente costero del partido, sin llegar a instancias judiciales”.