Policiales

En nuestra ciudad

El martes 20 se retomará el juicio por “violencia de género”

13|11|18 09:46 hs.

Ayer se inició el juicio oral y público en la causa caratulada “lesiones leves agravadas por el vínculo y por haber mediado violencia de género”, hecho por el que fue denunciado y se encuentra como acusado Martín Pérez Roo. Se desarrolla en la sala de audiencias de la sede judicial ubicada en 25 de Mayo 162, con intervención del juez Gabriel Giuliani. 


La denuncia fue realizada por quien en ese momento era pareja del acusado, Andrea Cañada, el 31 de mayo de 2017. El fiscal que interviene es Carlos Facundo Lemble. Susana Michaan encabeza la querella y la defensa del imputado la ejerce Marcelo Luis Jaime.

Declaraciones 
Pérez Roó brindó su testimonio y negó haber golpeado a Andrea Cañada o haber ejercido violencia económica contra la mujer. 


Martìn Pérez Roo y su abogado Marcelo Luis Jaime


Entre los conceptos que manifestó, dijo que “accedí a que viniera Andrea con los hijos, tomándolos como mis hijos, formando una familia después de una relación de diez meses de noviazgo, conviviendo esos tres meses”. 

Manifestó que “quiero aclarar cosas que se han dicho aquí” y relató varias cuestiones de su vida en convivencia; luego se refirió al hecho por el que fue denunciado, del que señaló: “Nos vamos a dormir y viene Andrea que quiere seguir con la discusión que habíamos empezado”. 

Indicó que “era común la situación” y que hacía algunos días le había planteado separarse y continuar la relación como novios. 

Por su parte, la oficial que le tomó declaración a la denunciante la noche del 31 de mayo de 2017 en la Comisaría de la Mujer y la médica que realizó el examen físico coincidieron en señalar que Cañada se sentía avergonzada “porque no podía creer que le estuviera pasando eso”. 


El fiscal Carlos Facundo Lemble, Susana Michaan y su defendida Andrea Cañada


La doctora Victoria Meroni, en tanto, afirmó que encontró lesiones en el cuero cabelludo, “chichones” y señaló que en el informe estaban descriptos. 

Asimismo, afirmó que constató hematomas en las extremidades inferiores y luego los explicó técnicamente. Dentro de las apreciaciones de quienes fueron convocados ante el juez, hubo testigos que afirmaron que la denunciante se encontraba esa noche y los días siguientes en un estado de angustia y llanto.   

Los testimonios
En esta instancia de juicio oral declararon como testigos profesionales psicólogas y psiquiatras, entre ellas la perito de la parte acusadora, efectivos policiales que actuaron la noche del 31 de mayo de 2017 (tanto los que asistieron al domicilio en el que vivía la pareja como los que tomaron declaraciones o estaban de servicio en la Comisaría de la Mujer), la jefa de esta dependencia, la médica de policía, el padre de los menores que se encontraban en la casa cuando llegó la policía, el letrado que atendió en primera instancia al acusado y el mismo Pérez Roó, quien solicitó -y lo autorizaron- a prestar declaración antes de cerrar la ronda de testimonios. 

Susana Michaan, abogada de la parte acusadora, manifestó que su defendida quería declarar, pero el juez Gabriel Giuliani recordó que las partes acordaron que se tomara como sus manifestaciones las que figuraban en el expediente. El abogado defensor del acusado, Jaime, solicitó antes de finalizar los testimonios un careo entre la psicóloga que acompañó a Cañada a formular la denuncia a la Comisaría de la Mujer y la oficial que la tomó porque supuso había ciertas contradicciones en sus testimonios, cuestión que quedó aclarada. 

Cuarto intermedio
La defensa señaló que el testimonio de una de las oficiales que acudió al domicilio de la pareja en ocasión del llamado recibido por violencia de género era fundamental para la causa, pero la mujer policía no se presentó al juicio porque se encuentra con carpeta médica. 

Ante esta circunstancia, Jaime pidió la postergación del juicio, por lo que el juez Giuliani determinó que se retomara el juicio el martes 20 a las 9, momento en el que se escuchará el último testimonio, se dará lugar al debate y a los alegatos.