Policiales

La acribillaron a balazos

Mataron a una abogada argentina en Paraguay

14|11|18 10:03 hs.

La abogada Laura Casuso, que representaba a dos supuestos narcos brasileños, fue asesinada de ocho balazos en la ciudad paraguaya de Pedro Juan Caballero. Murió poco después en el Hospital Regional del departamento de Amambay. El crimen quedó registrado por una cámara de seguridad. 


Ocurrió el lunes por la noche: Casuso fue acribillada en Pedro Juan Caballero mientras conducía su Toyota Hilux, murió en el Hospital Regional tras una intervención quirúrgica. 

Las balas impactaron en el tórax, en el abdomen, en el cuello y en los brazos. "Desde el Hospital Regional de Pedro Juan Caballero les puedo decir que estamos muy tristes. Estábamos realmente esperanzados en que pudiera aguantar el proceso quirúrgico", señaló Hugo Goncalvez, director del centro de salud, quien confirmó que la primera operación a la que había sido sometida la abogada radicada en Brasil había sido “un éxito” a pesar de que su estado era “muy grave”. 

 a prensa paraguaya confirmó la noticia y recordó, de inmediato, a su principal cliente. Casuso tenía 54 años, solía estar constantemente de viaje en Brasil, por ejemplo, donde vivían o estaban detenidos muchos de sus clientes. Había dejado el Chaco hace más de 20 años para recibirse de abogada en una universidad del país vecino e instalarse en Pedro Juan Caballero, una ciudad de frontera entre Paraguay y Brasil, donde fue madre de tres hijos. 

Esta vez, había viajado a Paraguay para representar a Jarvis Chimenes Pavao y a Marcelo Pinheiro, “Piloto”, este último acusado de ser el líder del Comando Vermelho, el mayor grupo narco de Brasil. 

Pavao, por su parte, había sido extraditado a Brasil a fines de 2017 para cumplir una condena a 17 años de prisión, tras haber pasado otros ocho detenido en Paraguay, acusado de evasión fiscal y blanqueo de capitales. “Piloto” fue detenido en Paraguay en diciembre pasado, en Encarnación, luego de haber estado prófugo de la justicia brasileña desde 2007, cuando se fugó de la cárcel. 

Para la justicia paraguaya, el asesinato de Casuso se trataría de un ajuste de cuentas. La policía del país vecino negó cualquier implicancia de sus subordinados en el crimen. (pagina12.com.ar)