La Ciudad

Denuncias de vecinos

La plaza inaccesible

16|11|18 09:47 hs.

La problemática de la Plaza del Arbol (Plaza Dinamarca) es tal que si ocurriera algún accidente en los juegos de la plazoleta para los niños, no sería eso, sino responsabilidad del municipio por la falta de mantenimiento y cuidado de todo el sector, especialmente del espacio destinado a los juegos. 


Los primeros días de octubre una vecina envió por mesa de entrada al Ejecutivo y a los concejales una nota explicando la situación. LA VOZ DEL PUEBLO tuvo acceso al texto en el que se solicita ayuda y celeridad en los trámites para solucionar el problema denunciado.

“Un verdadero peligro” 
La actualidad es la misma que hace más de un mes, las hamacas tienen sus asientos rotos, las cadenas cortadas en la zona de unión entre éstas y la madera para sentarse, el tobogán está agujereado y los cimientos que lo sostienen están al aire lo que constituye un verdadero peligro para cualquier pequeño que se caiga (algo habitual) en el lugar. El juego circular está oxidado y el mantenimiento es nulo 

Efectos en salud 
El resto de la plaza presenta una imagen similar, las heces de los perros son parte del decorado estable. Algunos vecinos que hablaron con este diario se refirieron a las enfermedades que acarrean así como las de los gatos. Mencionaron problemas gastroenterológicos, oftalmológicos, posibilidades de abortos en caso de gestantes, enfermedades virales y parasitarias.  

“Algo huele mal” 
También se refirieron a las peleas que tienen los perros entre los niños, algo que no se pudo –hasta el momento-solucionar porque están sueltos y libres por toda la plaza sin control la mayoría de las veces. 

Las luminarias que rodean el monumento a Dinamarca están rotas como otras farolas y el césped no tiene mantenimiento. “Algo huele mal en Dinamarca”, pero es bastante simple que huela mejor.