La Ciudad

.

La discapacidad necesita de un esfuerzo colectivo

18|11|18 11:06 hs.

Agustín Báez y Viviana Gamba acumulan años de experiencia intentando acotar las brechas entre la sociedad “normal” y las personas con discapacidad. Son padres que tienen por delante todavía “una tarea ciclópea”, tal como él la definió. 

Después de que durante la semana pasada se renovaran los cargos en el Consejo Municipal de Discapacidad que sigue presidiendo Sonia Finocchio, valoraron que el organismo esté integrado por “todos los que tienen que ver directamente o indirectamente con la discapacidad”. 

Fundamentalmente la persona con discapacidad tiene que estar porque ellos son los que sufren el problema. “Hoy cualquiera que escucha el término discapacidad lo asocia a muchas cosas en Tres Arroyos” afirmó Agustín. 

No obstante y en el marco del gran trabajo que hay que hacer por delante, señaló que “hay un modelo social que es con el cual queremos apuntar, donde tenemos bien claro que la discapacidad no es un problema de la persona. Es uno que tiene que ver con el aspecto social, con la sociedad”.

Personas “normales” 
Consideró entonces que “esto significa un cambio de actitud, y eliminar las barreras que hay de todo tipo”. Entiende Báez que “siempre hemos construido ciudades para personas que consideramos ‘normales’, y esas personas no existen. Existen personas diversas, con una cantidad de cuestiones. Y eso es en lo que tenemos que seguir luchando”. 

 Por ello, en principio observó que es el Consejo de Discapacidad el lugar legal donde deben estar todas las organizaciones. 

Agustín destacó como un reciente logro el programa de capacitación continua 2018/20 con el que está viendo resultados que lo han dejado “asombrado”. En su caso, lleva 18 años leyendo y estudiando el tema discapacidad, y en las capacitaciones pudo ver el interés de 122 inscriptos. Personas de entre 26 y 30 años que han hecho “un aporte impecable” en la temática.   

Un modelo social 
A su lado, Viviana, destacó por ejemplo que la Cámara Económica se involucre porque representa la posibilidad de la inserción laboral para las personas con discapacidad, como así también el asesoramiento legal de parte de la Asociación de Abogados de Tres Arroyos. 

Coincidió con Agustín en ver a la discapacidad “como un modelo social” en el que las personas están sujetas a los mismos derechos en materia de trabajo y educación, por ejemplo. 

Por esto mismo, lamentó que en la actualidad “desde el momento en que un chico que cumple sus expectativas y su currícula en un colegio secundario, no puede obtener el título igual que sus compañeros”. 

Esfuerzo colectivo 
Dijo que para poder alcanzar más objetivos apuntan a “que los esfuerzos no sean individuales de cada padre sino de un colectivo”. 

Sobre todo, Viviana pidió que “se cumplan las leyes que son espectaculares pero no están en vigencia por falta de regulación, de quien tiene que supervisarlas”. Para ello, reforzó el pedido para que el Consejo de Discapacidad tenga cada vez una representación “más heterogénea”. 

Agustín retomó el planteo de Viviana y explicó con un ejemplo, cómo es que en la actualidad existen leyes sin implementar. Al momento de exigir políticas públicas citó “la resolución 311 de 2016 del Consejo Federal de Educación, donde han tomado la Convención Internacional de los Derechos de Personas con Discapacidad para cumplirla. El tema es que no se están realizando acciones de capacitación, formación docente, de accesibilidad de las escuelas y de una cantidad de cuestiones. Es muy fácil hacer una normativa el tema es como cumplirla”. 

Judicialización 
En el actual contexto donde por falta de información o capacitación son sólo los padres o familiares de personas con discapacidad quienes salen en defensa de sus derechos “con la ley en mano”, los dos reclaman que “todos los sectores de la sociedad tienen que saber cómo responder. De ahí el objetivo de la capacitación, que todos se sientan partícipes y sepan cómo actuar cada uno desde su rol”, afirmó Viviana. A lo que Agustín agregó que “la judicialización debe ser lo último a tener en cuenta”, siendo que en la actualidad es -tristemente- lo único que funciona.       

---0---

Una medida importante

 La resolución 311 de 2016 del Consejo Federal de Educación establece que se deben “propiciar condiciones para la inclusión escolar al interior del sistema educativo argentino para el acompañamiento de las trayectorias escolares de los y las estudiantes con discapacidad”. 

Además expresa la aprobación del documento Anexo I “Promoción, acreditación, certificación y titulación de los estudiantes con discapacidad” y los anexos II, III y IV que forman parte de la resolución. Se tomó en cuenta el cambio que implica abordar la discapacidad desde un modelo social y que “resulta de la interacción entre las personas con deficiencias y las barreras debidas a la actitud y al entorno que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás". 

Un aspecto fundamental es la puesta en práctica y ejecución plena de las normas. Como se indica en la entrevista realizada a Agustín Báez y Viviana Gamba, hay mucho por avanzar en este aspecto.