Interés General

.

“Tortas fritas de polenta”

18|11|18 11:54 hs.

El artista REP llegó a Mar del Plata a dar una serie de conferencias, Fuchi no se perdió esa oportunidad que terminó siendo reveladora para él. “Nos recomendó el famoso libro Maus, yo fui y me lo compré”. 


Así fue que pensó en seguir el formato elegido por el autor de entrevistar personajes para poder trabajar la historieta. “Nunca supe por qué tuve tanto interés por la Guerra de Malvinas porque tenía diez años cuando pasó, pero me impactó mucho lo que me hablaban las maestras en la escuela. Así que pensé en una historieta de Malvinas”. 

Pasaron muchos años hasta que Fuchi encontró a un combatiente de Malvinas que quisiera contar su experiencia para que él la transforme en historieta. No fue fácil, Ariel Martinelli y Fuchi tenían un amigo en común -Gustavo- que le había advertido la imposibilidad de que el ex combatiente quisiera participar del proyecto. 

Un día se levantó con la idea y la convicción de que tenía que hacer “la historieta de Malvinas”, por eso buscando la entrevista personal, le mandó a su amigo Gustavo algunos bocetos sobre Malvinas que había colgado en su blog y le pidió que se los mostrara a Ariel. 

Organizaron un asado en Mar del Plata y una tardecita cálida, a la sombra de un árbol, el ex combatiente comenzó a relatar su historia en las islas durante la guerra de 1982. 

Una vez de vuelta en su casa, el historietista empezó a desgrabar y a dibujar unas cuantas páginas que le llevó a Ariel ya con el guión. “Se vio dibujado y, su historia, por lo que tomó consciencia que no era hacer una tira cómica, por eso empezó a contarme más cosas, aunque no todo”. 

Una vez que estuvo terminado -70 páginas- lo primero que hizo fue mostrárselas a Ariel y a su esposa Ester, que le confesó que muchas anécdotas que figuraban en la historieta su esposo nunca se las había contado. Eligió un título que tenía que ver con la historia y con la experiencia que el ex combatiente compartió. 

 Fierro 
La primera vez, “Tortas fritas de polenta” salió en Fierro en una edición especial por gestión de Juan Sasturain a quien le llegó la historieta a Reta través de un comisionista. Un mail del escritor lo alertó de que se iba a editar y publicar, “imagínate los saltos míos, estaba más que entusiasmado, además en Fierro que significaba mucho”. 

 El jefe de redacción lo llamó un día y le comunicó que iba a ser el primero en tener una edición especial y así fue en abril de 2013. “Por suerte siempre he tenido buenas críticas por ser un tema tan difícil y delicado”, explica Fuchi. 

“Es una historia cruda que transcribí en formato de historieta, lo que un soldado vivió, no hay ficción dentro de esa historia, no hay nada de mí en el guión”, explica. 

“Nos han invitado a muchos colegios, dimos muchas charlas y siempre que va él es el protagonista”, cuenta Bayúgar. Y agrega: “Hay profesores que me dicen que usan el libro para dar clase, hicieron un acto basado en la historieta”.