La Ciudad

.

El Conservatorio se prepara para el Día de la Música

18|11|18 12:50 hs.

El Centro de Estudiantes del Conservatorio de Música de Tres Arroyos está a full no sólo por el trabajo que realizan sino por la preocupación por el “Conser”, como ellos lo llaman. Entre el jueves 22 y viernes van a desarrollar actividades para celebrar el Día de la Música. En esa fecha harán una feria de ropa de 10 a 13 y de 17 a 20; en tanto desde las 17 habrá música en vivo. 


Mayra Jordan, Fiorella Sesto, Ezequiel Coronel, Santiago Carnicero, Verónica Bonnecaze y Juan Huici son integrantes del mismo y refiriéndose a esa fecha y a su participación Mayra dice que “la idea era en virtud de ser el jueves el Día de la Música llevar a cabo una jornada de puertas abiertas. Aprovechando no sólo a través de una feria de ropa para recaudar fondos sino que además para permitir que la gente vea y escuche cómo se produce música acá. Ese día vamos a tener las rejas de las puertas abiertas para que con los instrumentos dispuestos, alumnos y profes puedan quien lo quiera hacer música y así pasar una tarde distinta. Así que también la gente que pase pueda parar, ver y escuchar lo que hacemos”. 

Puertas abiertas 
Esto de abrir el Conservatorio a la calle a Fiorella le parece “una idea muy buena. Aquí, en la ciudad hay gente que no sabe que dentro del Conservatorio se hacen muchísimas cosas. Hay mucha producción de música y muy buena. De esta manera van a ver dónde y de qué forma se hace música en nuestra ciudad”. 

Los jóvenes integrantes del Centro de Estudiantes no sólo tienen como objetivo el celebrar el Día de la Música sino que también es mostrar a la gente el estado en que se encuentra el edificio de avenida Rivadavia 417. Porque “nosotros hemos recolectado imágenes del estado en que está, dice Mayra, por los graves problemas edilicios. Además nos queda chico porque por suerte cada vez hay más estudiantes. Hay problemas de humedad importantes, al extremo que el otro día cuando cayó tanta lluvia los alumnos se iban con los pies mojados por la entrada de agua. Imaginate si para la gente no es bueno aún es peor para los instrumentos. Esto es algo que nosotros lo vemos y desde la comunidad del Conser siempre estamos haciendo actividades para ir mejorando dentro de lo que se pueda, pero la cuestión edilicia nos sobrepasa”. 

Un proyecto 
Esto que preocupa a los estudiantes y que ellos lo manifiestan tiene su repercusión en los directivos porque –según Fiorella- “ellos en 2015 estuvieron tramitando un proyecto que se mandó a Infraestructura en La Plata. El mismo se aprobó pero hasta el día de hoy no hay novedades. La concreción del mismo también pedía que para esto el conseguir el terreno para su construcción de un nuevo edificio”. 

“Y al ser una institución terciaria al que vienen chicos desde muy corta edad. Esto de su ubicación también sería un problema si saliera fuera del radio céntrico”, señala Mayra Jordan. A principios de año la matrícula del Conservatorio era de unos 400 alumnos que van desde los nueve años en adelante hasta gente de avanzada edad. Esto señala el gran crecimiento de la cantidad de gente y diversidad que hoy por hoy “habitan” las aulas del viejo edificio de la avenida Rivadavia. 

El proyecto de un nuevo edificio “surgió a partir de los requerimientos efectuados por directivos, -dice Mayra-. Luego de esto se realizó una reunión entre la Municipalidad y el Consejo Académico del Conservatorio, allí se plantearon todas las inquietudes y requerimientos, de todo lo que haría falta”.  

Necesidades 
Una de las grandes necesidades que tiene la institución es la de contar con un salón auditórium acota Ezequiel “ya que imaginate que el Conser tiene un piano de cola que está en el Salón Blanco de la Municipalidad. Los estudiantes del profesorado de este instrumento tienen que trasladarse hasta allá para poder estudiar y practicar. Porque de poco sirve hacerlo acá para luego cuando tenés una audición encontrarte con un piano diferente”. 

Esto lo refuerza Mayra porque “yo estudio el profesorado y tengo que ir a practicar allá, tenemos clases de piano en el Salón Blanco. Hay un acuerdo con la Municipalidad en el que a principios de año se entregan el listado de las personas que van a concurrir, que hoy por hoy funciona pero no es lo ideal”. 

Los jóvenes del centro de estudiantes realizan estas ferias de ropa durante todo el año como una forma de no sólo ayudar al Conservatorio sino de participar en su funcionamiento y permanente adecuación. Una más que grata manera de demostrar que la juventud en sus edades no se condice con las firmes posturas que mantienen en cuanto a los problemas que posee el edificio, la búsqueda de soluciones y el no solo hablar sino también accionar. Una palabra que muchas veces los mayores desconocen de los jóvenes.