La Ciudad

Concesiones en las playas

Por el caso Borneo, se pedirán desde marzo los planes de trabajo

21|11|18 10:49 hs.


Mientras ayer el presidente de la comisión de Turismo, el concejal vecinalista, Santiago Orfanó, pretendía compartir con el resto de los concejales un resumen con lo actuado en el año, sus pares de Cambiemos y el Frente Renovador, Roberto Fabiano y Julio Federico; hicieron fuertes planteos por el déficit de control de parte del municipio, y sobre todo con el caso del parador Borneo, en Claromecó. 

De hecho la reunión transcurrió entre fuertes cuestionamientos hacia el municipio por ser condescendiente con el ex funcionario municipal que resultó ser el concesionario del balneario que sucedió al histórico Nahuel Epú; por la falta de control en la albufera de Reta; y hasta por un pedido hecho por guardavidas de Claromecó respecto a la falta de conectividad de los celulares, que podría destrabar el tratamiento del proyecto de Cambiemos para instalar más antenas, tal como lo pide una iniciativa del Enacom, Ente Nacional de Comunicaciones. 

“Pierden la concesión” 
Después que los concejales plantearan -sin que nadie se oponga- un fuerte reproche por cómo se favoreció al ex funcionario municipal Diego Fernández, Fabiano, le propuso a Orfanó que a partir de la primera reunión de comisión del próximo año “los concesionarios tienen que presentar su plan de trabajo y su tiempo de duración. Después evaluamos si es viable, y si es así vamos a exigir día a día que se cumpla, y si no empiezan en mayo pierden la concesión”. 

Ligado a ello Federico comenzó a preguntar de a uno a los concejales presentes por si estaban “de acuerdo”, y nadie se opuso a la idea de ser persistentes en el control de las concesiones de los paradores, desde el Legislativo, algo que posteriormente debe ser ratificado por el municipio. 

“Informalmente sí” 
 Antes de llegar a este acuerdo en lo que ayer fue una inesperada reunión de la comisión de Turismo, desde la oposición le plantearon a Orfanó que explique cómo es que se le dio permiso a la concesión de Borneo para instalar un container para suplir una parte de la obra que no hizo en el marco de su incumplimiento con el acuerdo de concesión. 

“El tipo viene con un planteo de costos para volverlo operativo esta temporada. Necesita una estructura rápida de manera provisoria para usarlo como espacio de cocina, pero arrancamos ésta licitación con otra situación económica”, explicó Orfanó en alusión al ex director de Turismo, Diego Fernández. 

Y agregó que si bien “informalmente” dijo que “sí”, al momento de apoyar ese pedido de instalación, contó que también estuvo el visto bueno del secretario de Obras Públicas, Mario Izurieta. 

“Tenía una obligación y se fue” 
Acotó Fabiano que “la crisis es la misma que para los seis oferentes del ex Samoa, y no afectó sus planes. El tenía una obligación. Entre marzo y julio debería tener la mayor parte hecha, y no lo hizo porque se fue. La crisis lo hubiera agarrado con medio balneario hecho. Pero la responsabilidad de ustedes (el municipio) era exigirle que cumpla”, resaltó. 

En cuanto al container, Fabiano indicó que el pliego “explicitamente” no prohíbe su instalación. Pero cabe recordar que el mismo municipio previamente había rechazado la propuesta de un oferente que proyectaba en el ex Samoa un parador que giraba en torno a la instalación de ese tipo de recursos. 

 “Sabía que tenía tiempo” 
 Uno de los que más firme expuso su enojo con el concesionario de Borneo, fue Pity Federico, quien sostuvo que “lo que más me molesta es que siendo ex funcionario sabía que tenía tiempo. No puede andar paseando por Colombia si tenía un compromiso acá. Y con otros no van a ser tan condescendientes como con éste”, remarcó. 

Pero también consideró que el director de Turismo, Juan Moizzi, “tiene que hacer cumplir las normas”, en referencia a las concesiones. 

También sumó mirada al tema Sebastián Suhit, de Alternativa por la Justicia Social, quien sugirió introducir “cláusulas legales más severas” para los concesionarios que no cumplan con los tiempos. 

Fabiano concluyó el tratamiento del caso Borneo -ante el silencio de los concejales vecinalistas Santiago Orfanó y Emiliano Podestá- proponiendo que “en el mes de marzo se presione legalmente, y que mayo sea el mes límite”, para que quien no empiece a cumplir pierda la concesión. 

Albufera 
A todo esto el inicio de la reunión tuvo el reclamo por falta de control en la albufera de Reta, de parte de los concejales de la oposición, después que durante el reciente fin de semana largo se advirtiera la libre circulación de todo tipo de vehículos por lo que es -desde 2012- un Paisaje Protegido. 

La respuesta desde el vecinalismo, fue que el delegado de la localidad balnearia tendría previsto prohibir el tránsito -algo que de hecho exige desde hace seis años la ordenanza- y que “piensa cerrar con troncos algunas bajadas, pero que el frente es muy amplio”. 

Desfibrilador y cuatris 
Los concejales de Cambiemos también pidieron por un desfibrilador para Reta, después que los guardavidas de Claromecó y Orense ya cuentan con uno en cada destino. También recordaron que en 2013, en ocasión de una visita de Karina Rabolini en su momento esposa del ex gobernador Daniel Scioli, hizo entrega de dos desfibriladores en Tres Arroyos, de los cuales nunca se supo dónde fueron destinados. 

En esa ocasión, Rabolini, llegó a la ciudad como presidenta de la Fundación Banco Provincia. 

Desde Unidad Ciudadana/PJ, Tatiana Lescano recordó que aún en Turismo no se resolvió la adhesión a la ley provincial que prohíbe el uso de cuatriciclos. 

Antenas 
Además en el transcurso de la reunión asomó reflotó el proyecto de Cambiemos, fundamentado técnicamente por el Enacom, para colocar antenas amigables con el objetivo de lograr una mejor conectividad con los teléfonos celulares que utilizan tecnología 4G. 

Esa chance surgió después que Fabiano contara que guardavidas de Claromecó advirtieran sobre problemas en la playa con el uso de los celulares, y de la necesidad de contar con un buen servicio ante situaciones de emergencia. 

Contó el concejal de Cambiemos que “las empresas de telefonía celular están atadas de pies y manos por nosotros, porque están obligadas a colocarlas pero con autorización municipal”. 

Mientras tanto la resolución del proyecto que espera ser aprobado por el Legislativo, resultó demorado porque el Movimiento Vecinal y el Peronismo Renovador decidió ahora pedir informes a las compañías de telefonía celular para saber cuántas antenas necesitan instalar, a pesar de haber recibido una reciente visita de autoridades del Enacom, para que se planteen las dudas existentes sobre el proyecto.  

Te interesaría leer