La Ciudad

Mesa de crisis

Quieren que empresas en riesgo "sinceren" su situación

21|11|18 11:02 hs.


Ayer se constituyó la Mesa de Crisis impulsada desde la CGT Regional, con una reunión que se desarrolló en uno de los despachos del intendente Carlos Sánchez. 

El conjunto de entidades se propuso asistir a desocupados y trabajar para prevenir nuevas crisis laborales en empresas de la ciudad. 

En ésta primera convocatoria participaron miembros de la central obrera, representantes del Consorcio del Parque Industrial, la Sociedad Rural, de la iglesia Nuestra Señora del Carmen y del Poder Ejecutivo municipal, entre ellos el jefe comunal. 

En una primera instancia las instituciones comenzarán a elaborar estrategias destinadas a tratar dos problemas puntuales. El primero de ellos tiene que ver con asistir con ayuda a quienes han perdido su fuente de trabajo, y la restante está vinculada con actuar de manera preventiva en eventuales nuevas crisis laborales a darse en otras empresas del distrito. 

“No sólo tenemos que socorrer a quienes lo necesitan sino conocer la situación de cada empresa en riesgo para poder actuar, ayudando con gestiones para evitar que se pierdan más fuentes de trabajo”, expresó a la salida del encuentro, Humberto Salaberry. 

El titular de la CGT Regional dijo a LA VOZ DEL PUEBLO que esperan que las empresas que necesiten ayuda “sinceren el tema”. 

“Esperamos información de las que tienen problemas y las que están a punto de tenerlo. No queremos esperar a que estalle un problema, sino colaborar para que no caigan empresas porque si no caen trabajadores”, sostuvo el también líder de los gastronómicos tresarroyenses. 

Nueva reunión 
Para la próxima reunión que será el próximo martes, comprometieron llevar a la mesa de trabajo estadísticas que pongan de manifiesto la “real situación de la ciudad”, contó. 

Y remarcó que de parte de la Mesa de Crisis hay compromiso para intentar hacer gestiones para “destrabar algo que le impida a las empresas volver a trabajar”. 

Puso como ejemplo el caso de la ex Laso, al advertir que “no tiene insumos, le han cortado el gas, no tiene capital de trabajo, ARBA le embarga cualquier cobro que pueda llegar a la empresa y todo eso impide que pueda despegar de nuevo”. 

Conforme 
Después de una primera reunión que se extendió por tres horas, Salaberry, dijo estar “conforme” porque “todos se comprometen. Todos tenemos que aportar algo para que Tres Arroyos no retroceda sino que mantenga lo que tiene que mantener, avance, y no termine con más desocupación y más persianas bajas”.          

Te interesaría leer