116 años junto a cada tresarroyense

ST 21. 1°
Cielo cubierto

Interés General

CONGRESO EN BAHÍA BLANCA

Acompañantes Terapéuticos: “La ley va a lograr establecer un ordenamiento”

25|11|18 11:42 hs.

 Carlos Graiño es licenciado en Psicología y miembro de la Comisión Directiva de la Asociación de Acompañantes Terapéuticos de Argentina, ONG que presidió hasta el mes de agosto durante dos años. 

El XIV Congreso Argentino de Acompañamiento terapéutico declarado de interés legislativo, fue un evento organizado por el Instituto Superior De La Bahía, la Asociación de Acompañantes Terapéuticos de la República Argentina (AATRA) y la Asociación de Acompañantes Terapéuticos (AAT), los principales ejes temáticos abordados fueron entre otros “El rol del Acompañamiento Terapéutico (AT) en la sociedad argentina actual”, “Marco legal del AT en Argentina” y “El AT en la Psicosis”. 

El licenciado en psicología entrevistado por LA VOZ DEL PUEBLO contó que el primer Congreso Nacional se organizó en 1994 cuando todavía no se había constituido en Argentina una Asociación de Acompañantes Terapéuticos, una vez conformada en el año 2001 se organizó el segundo Congreso Argentino en la ciudad de Córdoba. En principio se realizaban cada dos años y actualmente se lleva a cabo todos los años. La Asociación Acompañantes Terapéuticos de República Argentina -AATRA fundada el 3 de mayo de 2003- es parte de la organización de estos encuentros de formación y capacitación. El próximo Congreso Nacional será en Rosario. 

 El Congreso 
Graiño -ex presidente de AATRA- participó en el Congreso Nacional en Bahía Blanca como parte de la comisión organizadora y en la organización científica, cuyo lema fue la democratización del saber y las nuevas disposiciones para que la práctica del Acompañante Terapéutico (AT) se vaya profesionalizando. 

Del Congreso formaron parte la Universidad Nacional del Sur, la Universidad Autónoma de Entre Ríos, la Universidad del Gran Rosario, la Universidad de la Cuenca del Plata, la Universidad de Corrientes y la Universidad Nacional de Córdoba. Se inscribieron 700 personas de todo el país lo que demuestra que “hay interés, demanda y compromiso de parte del Estado”, señaló el licenciado.  

El marco legal 
Durante el congreso se gestionó una mesa redonda en la que se trabajó el marco legal de los proyectos de ley en la Nación, y en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe que son los que trabajan para regularizar la tarea del acompañante terapéutico. “Pensamos que se le van a dar impulso el año próximo. Los puntos más importantes se están consensuando en las distintas comisiones, en Provincia -por ejemplo ya pasó por la Comisión de Salud y de Colegios de la Cámara de Diputados-. Calculamos que en cualquier momento va a pasar a ser ley”, le dijo a este diario Graiño. 

“La ley va a lograr establecer un ordenamiento en los AT que están en condiciones de ejercer la profesión. Hacemos hincapié en que está muy bien que se vaya profesionalizando, que haya más tecnicaturas públicas o privadas, pero sobre todo del Estado y que las ONG’s que formaron AT en los últimos 20 años sean tenidas en cuenta en el momento de la capacitación, acompañamiento y ordenamiento en la práctica para que puedan supervisar y se sigan formando. Es fundamental que se encuentren nucleados en determinadas Asociaciones que tienen un código de ética, por eso sería una pena que el proyecto de ley las dejara afuera”, advirtió el ex presidente de AATRA. 

Asimismo agregó que “nos están diciendo que la capacitación la podría regular el Ministerio de Educación, pero tratamos que también puedan reglamentar la formación los Ministerios de Salud, de Desarrollo Social y Trabajo y que puedan avalar estos aprendizajes”.

---0---

“Acompañan a que lo terapéutico o lo pedagógico se haga posible"

En relación a la ordenanza recientemente sancionada en el Concejo Deliberante que contempla la creación del Registro Municipal de acompañantes terapéuticos el licenciado le dijo a este diario que leyó la ordenanza y que “esa reglamentación se hizo un poco inconsulta, quizá hubo buena intención pero apresuramiento en realizarla porque deja por fuera al colectivo de AT que hace más de 20 años se viene capacitando y formando”, destacó Carlos Graiño. 

En este sentido explicó que “si se exige que el AT tenga formación universitaria o terciaria deja afuera a muchos que están trabajando porque las carreras son muy recientes, por eso no hay tantos profesionales recibidos en esos niveles. Por lo que hay pocos que puedan cumplir con esos requisitos”.

Manifestó que “en Tres Arroyos la gente que viva en Copetonas, Claromecó o cualquier localidad cercana donde se brinda el servicio por personas del lugar, no siempre pueden cursar carreras Terciarias u Universitarias lejos de su lugar, entonces tal situación dejaría al usuario sin AT por lo que se cometería un error contra el usuario que es el que necesita el AT”, ejemplificó. 

En su análisis el integrante de la Comisión Directiva de AATRA le dijo a este diario que “por eso las ONG’s cumplimos esa función porque el Estado no puede tener formación en cada localidad”. Observó que “proponen brindar la formación en lugares pequeños a través de determinadas horas, que en un primer módulo podrán ser de más de 200 horas. Y luego ayudar trabajar desde las ONG’s en la profesionalización ya que tienen convenios con Universidades para que las AT puedan seguir su formación. Pero así como está escrito en la ordenanza -y exigirlo de esa manera- nos llevaría a quedarnos sin recursos humanos”, manifestó. 

 El rol del AT 
Graiño también que en la salud el Acompañante Terapéutico es fundamental sobre todo en los lugares pequeños porque permite la atención de los pacientes sin que sean trasladados a centros de salud mental, que después de la ley tienen otra impronta. “Entonces con los AT puede intervenir el hospital del lugar con una buena medicación y atención para lograr contener su brote agudo”. Destacó incluso que en educación es fundamental para la inclusión. “Siempre digo que acompañan a que lo terapéutico se haga posible -o lo pedagógico- sin ser un terapeuta o un docente”, explicó. 

Ordenanza contradictoria 
Dejó, por último, abierta una puerta de diálogo y se mostró muy interesado para conversar con los concejales tresarroyenses que intervinieron en la aprobación de la ordenanza. “Estaría muy bueno llamar al Concejo Deliberante de Tres Arroyos o que se contacten con AATRA para asesorarlos porque la ordenanza es contradictoria con la ley de Salud Mental, por eso es importante que podamos conversar sobre este tema y revisar la norma”, aseguró al finalizar la entrevista.