La Ciudad

En el Jardín 917

Dos murales con un fin muy especial

27|11|18 09:52 hs.

En la tarde de ayer, se llevó a cabo el descubrimiento de dos murales en el Salón de Usos Múltiples del Jardín de Infantes 917. Fueron pintados por estudiantes de la ESB 5 para ayudar en principio a un alumno con albinismo, Benjamín, quien con los colores podrá orientarse mejor. Es una obra que además queda en la institución y muestra el valor de sumar esfuerzos e ideas. 


La presentación se llevó a cabo en un encuentro que reunió a alumnos, padres, docentes y autoridades educativas. Paola Goizueta, directora del Jardín 917, e Inés Segovia, directora de la ESB 5, pronunciaron unas palabras sobre las características del proyecto que concretaron ambos establecimientos de manera articulada. 

Participaron también las inspectoras de Inicial, Mirta Serrano; Secundaria, Tatiana Lescano; y Educación Especial, María Laura Bucci. Luego de que los murales quedaron a la vista de todos, llegó el reconocimiento a través de un sostenido aplauso. 

Los chicos se lucieron con una coreografía y también con una actividad de destreza física, con la coordinación de docentes, ante la mirada atenta de sus padres y familiares.

72 

La cantidad de alumnos del Jardín. Tiene tres salas: de dos años; integrada de 3 y 4; y otra integrada de 4 y 5 años 


Juntos 
En un diálogo con La Voz del Pueblo, Paola Goizueta señaló que “el jardín funciona en turno tarde. Durante la mañana, trabajo en la ESB 5 como preceptora. Un día le comenté a Inés (Segovia), que acá en el jardín tenemos un nene con albisimo y una visión baja, al estar todo el SUM pintado de blanco en algunas oportunidades él se chocaba las columnas o las paredes. Le hacía falta color”. 

115 
El número aproximado de alumnos de la ESB 5, que funciona en la Escuela 16 


Allí surgió la propuesta que se hizo realidad. Recordó que “entonces ella me propone que uno de los grupos de la escuela, con algunos de los profesores de Artística, de Construcción de Ciudadanía, vengan a pintar los murales”. 

24 
El grupo de estudiantes de la ESB 5 que trabajaron para pintar los murales 


Entre los docentes que forman parte de la iniciativa se encuentran Fabián Gorostegui, de Construcción de la Ciudadanía. En este sentido, Inés Segovia explicó que “a partir de eso empezamos a interiorizarnos más sobre el tema del albinismo, descubro que en el mundo hay muchas campañas. Me pareció que iba a ser interesante que los adolescentes pudiesen hacer una tarea que fuese más allá del contenido en sí mismo, se está trabajando un montón de contenidos de otra manera y es algo que va a quedar en la retina de ellos, en el recuerdo de ellos, en la comunidad, y va a servir para los chiquitines, no sólo para Benjamín, también es para el resto”. 

Los alumnos que pintaron en los murales son de tercer año de Secundaria. La ESB 5 funciona en la sede de la Escuela 16 y espera con ansias contar con el edificio propio en el Barrio Villa de las Américas; “hasta este año tenemos ciclo básico, a partir del año que viene, con cuarto empieza la orientación en Educación Física”.   


Paola Goizueta e Inés Segovia, directoras del Jardín 917 y de la ESB 5


Hay futuro
Paola Goizueta puso de manifiesto que “quiero agradecerle a la Secundaria, que nos ayudó. Venía el profesor y los chicos después de hora; algunos viernes concurrieron en el horario escolar, a la mañana cuando no hay alumnos en el Jardín. La portera les abría y les preparaba la leche; todo el mundo colaboró para que hoy estemos presentando los murales”. 

De la misma manera, valoró que “las familias firmaron las autorizaciones para que los chicos vengan a trabajar. Los padres nunca cuestionaron, hubo buena predisposición”. 

En su análisis, Inés Segovia expresó que “es importante desmitificar que los adolescentes están perdidos. Son miles de pibes que hacen cosas por el otro, que están pensando en el otro, son comprometidos. No todo está perdido, hay futuro para rato”. 

Finalmente, subrayó que “el trabajo articulado es muy valioso. Si no se forma un equipo es imposible llevar adelante los proyectos. Ayuda mucho y es un gran impulso pensar en el otro y trabajar por el otro”.