La Ciudad

Acompañantes Terapéuticos

La ordenanza se aprobó tras un trabajo “meticuloso” y “responsable”

27|11|18 10:13 hs.

Las concejalas del interbloque peronista, Mercedes Moreno y Andrea Montenegro, salieron a explicar que el trabajo previo hecho a la aprobación unánime del registro de Acompañantes Terapéuticos incluyó varias fuentes de consultas. 


Sus dichos se producen después que Carlos Graiño, licenciado en Psicología y miembro de la Comisión Directiva de la Asociación de Acompañantes Terapéuticos de Argentina, dijera a LA VOZ DEL PUEBLO que “esa reglamentación se hizo un poco inconsulta, quizá hubo buena intención pero apresuramiento en realizarla porque deja por fuera al colectivo de AT que hace más de 20 años se viene capacitando y formando”. 

Pero también indicó que “si se exige que el AT tenga formación universitaria o terciaria, deja afuera a muchos que están trabajando porque las carreras son muy recientes, por eso no hay tantos profesionales recibidos en esos niveles. Por lo que hay pocos que puedan cumplir con esos requisitos”.

Respuesta 
En respuesta, Moreno dijo ayer en declaraciones a la prensa que “se hizo un trabajo muy meticuloso, muy concienzudo, con reuniones de la que participaron profesionales de distintos ámbitos, tanto quienes hacen la tecnicatura en el ISFDyT Nº 167, de otras ciudades y con gente de la cooperativa”. 

Aseguró que desde el Legislativo se hizo “un buen trabajo preliminar” para conocer qué se busca con la aprobación de una ley provincial. En cuanto a la ordenanza aprobada en Tres Arroyos para crear el Registro de Acompañantes Terapéuticos, indicó Moreno que estará compuesto por “profesionales de formación terciaria, universitaria y/o de cualquier institución educativa reconocida oficialmente”. 

Aclaró la concejala del FpV/PJ que por una propuesta de las referentes locales se incorporó “la carga horaria para que quien deba elegir a un profesional para un familiar pueda decidir entre aquel que haya hecho un curso más corto, o uno de tres años como la tecnicatura. Eso va a constar en el Registro”, sostuvo Moreno.  

“Meses de investigación” 
 Por su parte Montenegro consideró que “el espíritu de esta ordenanza tiene que ver con dar visibilidad al trabajo de los AT que hasta ahora no lo tenían”. Y defendió el trabajo previo hecho antes de su aprobación.

Fueron “muchos meses de investigación respecto de las normativas que se refieren al desarrollo de esta profesión”, que todavía no tiene una ley sino que su tratamiento tiene estado parlamentario, según expresó.

“Lo que es válido aclarar es que desde nuestro rol de concejales hicimos el trabajo previo de una manera muy responsable y muy consiente”, manifestó en cierre, y después de haber recibido la consulta de acompañantes terapéuticos de la ciudad preocupados por las declaraciones de Graiño.