La Ciudad

Dura crítica de servidores públicos

Es “temeraria” la decisión municipal de recortar la seguridad en la playa

28|11|18 09:25 hs.

La Asociación de Guardavidas de Tres Arroyos consideró “lisa y llanamente un retroceso total” la medida dispuesta por el gobierno municipal de recortar un mes la cobertura de seguridad en las playas, reduciendo la actividad a tres meses y profundizando el incumplimiento de la ley provincial que habilita a los cincos meses de trabajo. 


La medida local que habilitaría una temporada laboral entre el 7 de diciembre hasta el 10 de marzo, alcanza a una veintena de servidores públicos y representa dos problemáticas, por un lado menos tiempo de trabajo para guardavidas, y menos seguridad para los turistas, vecinos de la localidad y el distrito que visitan la playa desde el mes de noviembre.

“Especulando con la seguridad” 
“Están especulando con la seguridad de la gente y la nuestra. En anteriores reuniones hemos pedido más guardavidas para los francos y para cuando tenemos un compañero lesionado, y ahora están dejando con menos guardavidas la playa”, sostuvo Víctor Belmartino, quien no dejó de advertir que el del distrito “es uno de los mares más peligrosos de la provincia. 

Víctor Belmartino afirmó que “estamos acostumbrados a tener arena en los pies, pero no tenemos -ni vamos a tener- arena en las rodillas”, en un claro y firme mensaje a las autoridades municipales.


"Es una medida temeraria la que está tomando el municipio”, afirmó. Y agregó en este sentido que –y a modo de “metáfora”- “estamos acostumbrados a tener arena en los pies, pero no tenemos -ni vamos a tener- arena en las rodillas”, en un claro y firme mensaje a las autoridades municipales. 

“Una violación a la ley” 
“El Estado municipal pretende recortar el período laboral a la totalidad de los compañeros que trabajaban 4 meses, hace años. Por ahora no se han tocado los puestos de tres meses y dos meses, esperemos que no suceda”, señaló. 

Mientras esperan resolver en asamblea el camino a seguir desde la asociación, Belmartino que no es ni jefe y que trabaja dos meses durante el verano, resaltó que “no sólo es un recorte del período laboral -y que se deja sin cobertura un mes menos a la gente en las tres playas- sino que es una violación a la ley”. 

Contó que desde el año 2015 cuentan con dos normas, una de ellas la provincial 14.798 que habla de cinco meses de cobertura. “Nosotros pedimos el pleno cumplimiento de las leyes, acá no estamos hablando de caprichos, o de lo que me gusta. El municipio antes no la cumplía, y ahora no sólo que no nos sostiene los derechos adquiridos sino que viene con recortes de derechos ya adquiridos. Es un retroceso total y ante eso nos vamos a oponer”, afirmó. 

“Ningún municipio” 
A su lado, David Mariucci, afirmó que son “24 las personas que pierden un mes de trabajo, y aproximadamente 70 mil vecinos de Tres Arroyos van a ser cuidados un mes menos”. Asimismo, en la reunión que mantuvieron con el secretario municipal de Desarrollo Económico, Ciencia y Tecnología, Carlos Bayúgar; el director de Turismo, Juan Moizzi; y la secretaria del intendente Carlos Sánchez, Vanesa Borda, indicó que le dijeron “en la cara que es una cuestión de sentido común recortar en la seguridad de las personas que van a disfrutar de las playas. No nos parece lógico”. 

Como argumento los funcionarios les expusieron que “tienen que hacer recortes por la situación económica actual y que de algún lado tiene que hacerse”. Y como respuesta a esa defensa que ensayó el gobierno municipal, desde la asociación de guardavidas se les comunicó que “perteneciendo a la Federación Argentina de Guardavidas, ningún municipio se metió con la seguridad de la gente, ni con el salario de los trabajadores. Volvemos a pedir que se revea esta situación”, remarcó Mariucci. 

Y dijo además que Tres Arroyos “es el municipio con menor tiempo de cobertura de la provincia, y no sé si del país. En Río Negro ya tienen guardavidas, como en las lagunas y ríos. Y nosotros, un distrito con 70 kilómetros de playa no vamos a empezar hasta el 7 de diciembre, si Dios quiere”, deslizó. 

“Nos oponemos a esto” 
Para concluir, Belmartino, consideró que “es tristísimo lo que está haciendo este municipio con el operativo de seguridad en playa. Y quiero marcar una diferencia para que nuestros compañeros -y la gente- sepan que nos oponemos a esto. Ninguno de nosotros acepta esta situación. Que después lo podamos revertir, o no, es distinto. Depende de una cuestión organizativa nuestra y de una cuestión de fuerzas”, remató.