Deportes

Año inolvidable para el club

Villa, un proyecto en ascenso

28|11|18 09:30 hs.

Villa del Parque coronó el domingo un largo y satisfactorio año con el ascenso a la Primera División de la Liga Regional Tresarroyense de Fútbol. Con un proyecto que comenzó en diciembre de 2017, la institución de calle Córdoba consiguió el título de Segunda División y los actores del logro contaron los detalles en la redacción de LA VOZ DEL PUEBLO. 


El diciembre se arregló el retorno de Gustavo Appas como director técnico, con él en el banco se concretaron los refuerzos, luego llegó la alegría de ganar la Copa García y posteriormente el largo trayecto por la Segunda División que terminó el domingo en el Bottino con el ansiado ascenso. 

Quienes comenzaron a detallar el 2018 de la V Azulada fueron Esteban Leguizamón y Mauricio Pluis, dos de los dirigentes referentes del fútbol en el Bosque. “Esto es un poco el logro de todos, cada uno con su granito de arena. Arrancó todo en diciembre donde tuvimos una reunión donde participaron colaboradores, se invitaron jugadores, socios y gente del riñón de Villa de todas las edades, con más experiencia y con menos. A partir de esa reunión se marcó la idea específica de decir 'vamos a jugar con los chicos, con sentido de pertenencia', y en esa reunión surge que en el plantel superior no se iba a pagar. Se empezó a conversar con Gustavo Appas que fue el elegido y empezamos a trabajar de lleno”, explicó Esteban Leguizamón. 

Sobre la conformación del plantel, Pluis agregó: "Se fueron llamando jugadores que estaban en otras instituciones, otros que no tenían cupo en otros clubes, les explicamos cómo iba a ser. Arrancamos el 1° de febrero con 36 jugadores y terminamos con 36 jugadores, nunca se bajó la cantidad”. 

Gustavo Appas ya conoce de logros con Villa del Parque, y sobre su retorno al club fue claro: "En mi forma de ser yo tengo que estar muy convencido que tengo ganas de dirigir, sino es raro que dirija. A mí quien me pica el bichito de dirigir es Cascallares, que me viene a buscar el 23 de diciembre a la oficina y digo 'me agarraron ganas de dirigir'. A la gente de Cascallares le planteo que quería entrenar al mediodía una o dos veces, ellos no lo podían cumplir, y a mí el proyecto de Villa... es mi casa, conozco los pasillos, y fuimos a una reunión el 28 de diciembre y nos pusimos de acuerdo en 15/20 minutos. Ahí hablo con Juani (Marchetti) a quien le propongo ser mi capitán, creo que era una nueva etapa en el club donde tenía que ver un poco de unión. El 1° de febrero decidimos empezar a trabajar con un plantel que sepa lo que quiere, que en un partido te echan 3 o 4 jugadores y te desmantelan el plantel que para el mundo futbolístico era un caos pero para nosotros no y eso es lo que yo veo que se logró: una planificación y un resultado positivo. El postre fue como se dieron los tres partidos de la final, Villa pierde de local y no pasa nada, porque después de leer lo que he leído estos días creo que Villa supo perder, cosa que a otros les cuesta. Para ser un gran campeón tenés que saber perder, es una frase que aprendí hoy y me la voy a grabar para toda mi vida, tenés que saber ser perdedor en la vida porque a veces te toca perder, los que no saben perder son los que siempre le echan las culpas al otro”.

Appas también fue agradecido, y destacó “a Villa que me dio la oportunidad, me apoyó, a los jugadores, a mi familia, a la gente que sinceramente me quiere y al presidente de la Asociación de Técnicos que me llamó hoy porque con Santiago (Rivero) nos rompimos un poquito para recibirnos y dejarle algo al jugador". 

A la redacción de LA VOZ DEL PUEBLO también llegó el capitán del equipo, Juan Marchetti, que en voz del plantel reflexionó: "Cuando Gustavo me llama a principio de año para ser el capitán del equipo me sorprendió un montón. Tener ese protagonismo que él me da para mí fue tremendo, no lo podía creer en el momento y sabía que era una responsabilidad muy importante a lo largo del año para el grupo, para el club, para muchas cuestiones. El primer objetivo que tuvimos fue la Copa García y desde ahí teníamos que interpretar el mensaje y que todos lo entiendan, que el que tengan fuerza, sacrificio, humildad iba a tener su oportunidad y creo que se respetó. Los 36 jugadores que estuvimos en el año tuvimos mucho esfuerzo, dedicación, sacrificio porque teníamos un objetivo en común que era el ascenso. Muchos teníamos la espina del año pasado, y este año uno de los valores más importantes en el club para lograr el ascenso fue la unión, sobre todo se ve con el apoyo de los más chicos, ese sentido de pertenencia que uno como club quiere lograr se vio en cada partido que nosotros jugábamos. De mi parte quiero agradecer a todos mis compañeros, a los colaboradores y al Chino (Appas) en especial". 

Finalmente quedó el turno del presidente Walter Méndez, que en concordancia con el resto de los invitados a la redacción agregó: “En lo institucional a mí me ponen muy contento las palabras de Juani (Marchetti) porque lo conozco desde los 5 años, y que él como el capitán del equipo de Primera hable como si estuviera desde el lado dirigencial me llena muchísimo porque es lo que uno pretende. Yendo al tema de Primera, lo que yo no me imaginé que iban a trabajar con el profesionalismo que trabajaron y sobre todas las cosas y lo más difícil que es lograr que arranquen 36 y terminen 36. Creo que se han logrado cosas muy positivas más allá de lo deportivo, que obviamente que cuando lo coronas con un campeonato es la frutilla del postre. Agradecerle a todos".

En 2019
Con el ascenso conseguido, es inevitable preguntar por la temporada próxima, aunque prefirieron ser cautos, Méndez destacó: “La idea es siempre ir marchando por el mismo camino". 

Mientras que Appas fue muy positivo y agregó. "Villa en 2019 tiene el 90 por ciento de los jugadores adentro del club, no es algo menor, es un logro de 15/20 años de laburo. Es muy difícil para un club de Segunda saber qué va a pasar si subís, en Villa no es tan difícil porque la materia prima está, solo hay que poner la fábrica en marcha. Villa está en la categoría que todo el mundo dice que tiene que estar, ahora entre todos hay que defender eso".