La Ciudad

Marta Vega

Reconocida por sus colegas escritores

28|11|18 11:28 hs.

Con la participación de filiales de todo el país, el 8, 9 y 10 de noviembre se llevó a cabo el 10º Congreso Nacional de Escritores en la ciudad de Buenos Aires, en forma coincidente con la celebración de los 90 años de la SADE Nacional.


La escritora tresarroyense Marta Vega participó como presidenta de la SADE Atlántica, cargo en el que asumió este año. Las actividades tuvieron lugar en el Senado y en la sede de la SADE Nacional. Marta Vega reside desde 2005 en Mar del Plata y haber sido elegida como presidente implica para ella “una gran responsabilidad. Un poco me asustaba la idea, me lo habían ofrecido con anterioridad, siempre ponía excusas. Finalmente acepté, pensé ‘ya soy grande y no voy a tener tantas oportunidades más adelante’. Ya pasaron seis meses y estoy contenta”. 

La SADE Atlántica tiene aproximadamente 270 socios. “Es un número importante, sobre todo si se compara con muchas otras filiales. Uno trata de trabajar para que todos los socios estén satisfechos”, explicó en un diálogo con LA VOZ DEL PUEBLO. 

Antes de ser nombrada presidenta, integró la comisión como vocal, secretaria general, secretaria de actas y vicepresidenta. Además forma parte de la Sociedad de Escritores de La Plata y la de Red Cultural Alfonsina Storni. Ha publicado 13 libros con la Saga de las Siete Escritoras, “El enigma del mar” también con otros autores, entre otras obras y trabajos literarios.

La agenda 
Al Congreso Nacional de Escritores fueron invitadas las 76 filiales de la SADE. Marta Vega recordó que “me acompañaron la vicepresidenta y algunas escritoras, porque la SADE había ofrecido hacer una antología. En cada filial elegimos por concurso autores para participar”. 

Quienes no pudieron viajar, recibirán su antología en Mar del Plata en la cena de fin de año, prevista para el 15 de diciembre. “El presidente de la SADE Nacional, Alejandro Vaccaro, recibió muy cordialmente a todos. Entregaron material y un galardón muy importante que se llama Domingo Faustino Sarmiento, que otorga el Senado de la Nación, para lo cual asistió Esteban Bullrich”, comentó. 

La apertura se llevó a cabo con la participación de las autoridades y se hizo referencia a todos los temas a tratar en el Congreso. Se conformaron distintas comisiones, que analizaron temas en el edificio Alfredo Palacios del Senado. Algunos de los puntos tratados fueron “la defensa de los trabajadores-escritores; jubilaciones; Ley Nacional de Lectura; Protección del Patrimonio Cultural; traductores; edición de libros; el derecho de autor como salario del trabajador de cultura; la recaudación de los derechos colectivos”. 

Marta Vega le otorgó relevancia a que “se habló de brindar una ayuda para la edición de libros de escritores nuevos. Seguir con concursos y profundizar el trabajo con las páginas web”. 

Asimismo, se reunió un consejo federal consultivo, formado por tres abogados, que “estudian todo lo relativo a la parte administrativa y del estatuto de SADE”. Un momento emotivo se vivió con la entrega de un diploma de honor a las filiales. 

“Verte en el Senado, con tanta cantidad de gente, con los senadores. Yo pensaba ¿Cómo llegué acá? Siempre me gustó hacer todo esto, pero no pensaba en representar a la SADE Atlántica”, dijo con satisfacción.   

Nuevas formas
La literatura argentina en el tercer milenio da lugar a estudios y a la generación de espacios de análisis. En este sentido, indicó que “se habla de nuevas formas, de un nuevo lector. Uno ha estado embebido de la literatura clásica, ahora es como que hay una literatura sin estéticas, con un montón de libertades para escribir. Lo estamos viendo en escritores nuevos, a los que empezamos de otra manera nos cuesta un poco admitir todo eso. Es así y habrá que aggiornarse a toda la literatura, que no tiene tanta estética pero que atrae a los jóvenes”. 

Junto a la vicepresidenta María Cristina Di Lernia, fueron incorporando a la SADE Atlántica a “grupos que tienen a otros autores jóvenes, con diferentes inquietudes y maneras de escribir. Hemos sido invitados a participar de sus encuentros. Hay que escucharlos”. 

Muchos escritores se han volcado al microrrelato, la tendencia a “ir buscando lo más corto, porque ahora es menos habitual que la lectura de textos extensos. También se pusieron de moda los haikus”. 

Vocación 
Está “muy ocupada”. Pero -aclaró- “en todo lo que me gusta”. Siente que es un privilegio haber sido reconocida por sus pares, para presidir una entidad que los nuclea. Una tarea perseverante de muchos años que da sus frutos. La escritura y los libros. La expresión a través de la palabra. El mundo siempre único que se descubre con la literatura.