La Ciudad

Mañana comienza la actividad

Guardavidas: saben cuándo empiezan, no cómo terminan

30|11|18 09:29 hs.

Durante el transcurso de una reunión que ayer por la mañana se dio en el Salón Blanco de la Municipalidad entre guardavidas y concejales de las diferentes fuerzas políticas, el municipio comunicó que decidió habilitar el comienzo de sus actividades desde mañana. 


La decisión de las máximas autoridades del Poder Ejecutivo se dio después que en esta misma semana la propia Municipalidad a través Producción y Turismo les comunicara la reducción de tareas, en un mes, a la Asociación de Guardavidas que inmediatamente salió a reclamar por el “retroceso” que estaban sufriendo al perder tiempo de trabajo y de seguridad para las playas.

Sorprendió que el anuncio lo hiciera la concejala Claudia Cittadino del Movimiento Vecinal, cuando entre los presentes se encontraban Carlos Bayúgar y Juan Moizzi.


El anuncio 
Sorprendió que el anuncio lo hiciera la concejala Claudia Cittadino del Movimiento Vecinal, cuando entre los presentes se encontraban el secretario de Desarrollo Económico, Ciencia y Tecnología, Carlos Bayúgar, y el director de Turismo, Juan Moizzi. “En medio de la reunión Claudia Cittadino transmitió -en principio- que empezaríamos la misma cantidad de guardavidas del año anterior el 1º de diciembre”, contó David Mariucci, de la Asociación de Guardavidas de Tres Arroyos.


David Mariucci (Asociación de Guardavidas de Tres Arroyos)


Una vez logrado este anuncio, se le pidió a Bayúgar bajar al primer piso para confirmar si finalmente habría cuatro meses de trabajo. Minutos después el funcionario subió al Salón Blanco y comunicó que “la cobertura iría hasta el 31 de marzo, con el detalle de que el 10 de marzo los jefes y parte de la asociación se reunirán con el intendente para determinar la cantidad de guardavidas que van a continuar en el período de marzo”, agregó el dirigente gremial de los servidores públicos.  

“Queremos creer” 
Dijo además en declaraciones a LA VOZ DEL PUEBLO que para terminar en los últimos días de temporada “queremos creer que se va a repetir la misma cantidad que se está contratando ahora en diciembre, y la misma cantidad que hubo en las tres temporadas anteriores. De mínima”. 

Dejó en claro Mariucci que no quieren “ningún retroceso con ningún trabajador. No se está pidiendo ningún aumento, ni una extensión de contrato, sólo que se repita lo que se viene dando desde hace cuatro años”.

Lamentó además que cada año –y a esta altura del año- estén siempre con cuestiones laborales sin resolver. “Todo esto no tendría que haber existido, llegar a esta etapa dos días antes de comenzar la temporada y tener que comenzar a gestionar pasajes, alquileres, licencias en trabajo, permisos personales y familiares. Es un clásico ya”, expresó. 

Los dichos de Mariucci se apoyan en un reciente anuncio del director de Turismo por el inicio de temporada, y por las negociaciones que se llevaron adelante también con Bayúgar, hasta días antes de lo que resultó ser el inesperado anuncio. 

“No manda un peso” 
Por su parte Bayúgar, consultado por este diario, cuestionó que el gobierno de la provincia de Buenos Aires no cumpla con la ley provincial que desde 2015 establece que debe girar fondos a los municipios para contribuir con la seguridad de las playas. 


Carlos Bayúgar (Secretario de Desarrollo Económico, Ciencia y Tecnología)


“La Provincia no manda un peso y en realidad en este momento hay reducciones por todos lados. Se decidió que el servicio va arrancar el 1 de diciembre, y hasta el 31 de marzo va a haber una reunión con los tres jefes de playa con gente de la asociación para determinar sobre todo en los dos extremos (Reta y Orense) con qué cantidad de personal se van a cubrir las playas”, contó.

Finalmente planteó que de parte del municipio “es un esfuerzo más desde lo económico, después habrá que ver. Claromecó lo tenía bastante organizado porque ellos habían hecho un ahorro durante la temporada en cuanto a horas extras de su personal, pero para las otras dos playas los pagos salen del presupuesto municipal que está excedido desde hace dos o tres meses totalmente”, afirmó al concluir. 

Los guardavidas contaron que lograron las guardias en noviembre “gracias a Carlos (Avila)”, a quien también mencionaron para que se sepa que el ente descentralizado cuenta con los fondos para pagar el mes de diciembre.


Dura previa 
Previo a que Cittadino comunicara la decisión política del intendente Carlos Sánchez de dar marcha atrás con el recorte del mes de actividad, desde la asociación se mencionó ante los concejales que además de las leyes nacional y provincial que avalan su tiempo de trabajo por temporada, desde 1989 rige un decreto municipal con el que se habilitan cuatro meses de trabajo, tras lo cual reprocharon que durante muchos años “el municipio se ahorró meses de trabajo” del cuerpo de guardavidas. 

En este sentido hicieron notar su voluntad de lograr la jubilación por la actividad, para la cual necesitan cien meses de aportes a la caja del Instituto de Previsión Social (IPS). También defendieron lo necesario que resulta disponer del servicio en el mes de marzo cuando –además de los claromequenses- asisten numerosos grupos que llegan de viaje y requieren del servicio de seguridad en la playa. 

Un ejemplo de cómo son requeridos los servicios de guardavidas dentro y fuera de temporada, lo contó un claromquense cuando dijo que resulta una costumbre que lo llamen de urgencia en noviembre para realizar salvatajes. Es por eso que –mientras aún estaba en duda el inicio de la temporada para guardavidas este 1 de diciembre- expresó abiertamente no querer cargar con ninguna muerte. De hecho los servidores dieron a conocer que en el reciente fin de semana largo realizaron “4 o 5 salvatajes”.  

“Gracias a Carlos” 
También contaron que lograron las guardias en noviembre “gracias a Carlos (Avila)”, a quien también mencionaron para que se sepa que el ente descentralizado cuenta con los fondos para pagar el mes de diciembre. 

Sobre el cierre, y mientras anunciaba la decisión del intendente, Cittadino les reprochó la ausencia de guardavidas en la capacitación para el uso de la silla anfibia, que se llevó a cabo en Claromecó. 

Si bien entre los guardavidas presentes tuvo consenso la necesidad de dicha capacitación, recibió como respuesta, de parte de Mariucci, que “no pudimos participar porque no sabíamos si teníamos trabajo. ‘Manteca’ Castro (jefe de Claromecó) estuvo presente y dijo que fue muy importante”.