Deportes

Desde las 16, en Indio Rico

En Primera puede haber campeón

02|12|18 10:40 hs.

El fútbol local de Primera División podría regalar un nuevo campeón esta tarde ya que se medirán desde las 16 y por el juego de vuelta de la Final del Año Once Corazones vs. Huracán. 


El partido de hoy podría ser decisivo ya que, si uno de los dos equipos triunfa, se coronará campeón; si el juego termina empatado nuevamente (la ida terminó 1 a 1), la definición deberá esperar ya que habrá un tercer encuentro. 

Sin dudas el cotejo tendrá todos los condimentos ya que se enfrentarán dos equipos que han sido protagonistas en los últimos años pero que llegaron a estas instancias con realidades sumamente distintas. El Globo parece haber llegado “mejor parado” a esta definición si se tiene en cuenta lo hecho durante la temporada.

El equipo de Leonardo Gómez peleó el Apertura, se llevó el Clausura con total justeza y luego dio cuenta de Ciclista, quien había triunfado en el Apertura en la primera final que tuvo que disputar para determinar el campeón de la fase regular. 

El parate sufrido mientras se desarrollaron los playoffs sin dudas hicieron mella en el equipo Albo, que ante los indiorricenses luchó para llevarse la victoria pero no pudo ante un equipo que se plantó bien en la cancha y que aprovechó el “envión anímico” ganado en los playoffs. 

Hoy, buscará desplegar su juego para abrochar un triunfo que le permite gritar nuevamente campeón. Para el Azul, la historia es distinta. Acostumbrado a pelear hasta el final, el conjunto de Indio Rico tuvo un año irregular, quedando incluso lejos de la punta en los dos torneos cortos.

A pesar de eso, el equipo empezó a hilar buenos rendimientos en los playoffs, donde se hizo fuerte y doblegó en la final al duro Colegiales. En la primera final, el equipo, que tuvo importantes bajas, mostró su solidez característica y logró un empate que le permitió quedar cerca del título del año.

La suerte está echada. Los dos equipos llegan con serias chances de levantar el título. La concentración será clave y la suerte jugará su parte.