116 años junto a cada tresarroyense

ST 9. 9°
Cielo cubierto

La Ciudad

Malvinas

El valor soberano de las cartas

02|12|18 11:48 hs.

Por Valentina Pereyra


Nelson Leonel Durante encontró en una librería de Buenos Aires tres cartas que cambiarían su vida. Documentos con alto valor histórico, tanto que el Comité de Colonización de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció su autenticidad. Podrían ser elementos fundamentales en futuras negociaciones por la soberanía argentina en Malvinas. 

Durante pertenece a dos fundaciones de historia y se dedica al tema Malvinas, pudo adquirir tres documentos que datan de 1767 y que confirman -según le consta- la soberanía de Argentina sobre las Islas Malvinas. Nelson le contó a LA VOZ DEL PUEBLO que los documentos están bajo custodia del Archivo General de la Nación: “Los cedí y el ministro (Rogelio) Frigerio los aceptó por resolución ministerial el 19 de marzo de 2018”. 

Se trata de cartas que tienen valor histórico, a diferencia de otros documentos cuyo valor es diplomático, militar o geopolítico. El hallazgo fue sorpresivo, desconocido por Inglaterra, “si no, hubiesen caído en manos inglesas antes que en las mías”, aseguró Nelson, que fue contactado por este diario gracias a la gestión de Sergio García, el tresarroyense que semanas atrás recuperó la medalla de un ex combatiente que se vendía en un sitio de internet. 

“Son tres documentos, uno con fecha del 18 de febrero, otro del 25 de abril y el último del 2 de diciembre, todos de 1767, el año pasado cumplieron 250 años”, explicó a este diario Durante, quien los compró en librerías de Uruguay y Buenos Aires, luego de establecer buena relación con los dueños, quienes los tenían en cajas de seguridad. 

Los papeles confirman que “en ese entonces, por primera vez se cruzó documentación epistolar con autoridades del reino de España, es decir que el gobernador de Buenos Aires, Francisco de Paula Bucarelli y Ursúa, intercambiaba cartas con el gobernador de las islas Malvinas, Felipe Ruiz Puente”. 

Durante agregó: “Hoy en día otros ciudadanos comienzan a darse cuenta que si aportamos el material que tenemos sobre Malvinas, la causa puede dinamizarse de otra manera”. 


Una de las cartas, que hoy están en el Archivo General de la Nación


La sorpresa 
Nelson no se dio cuenta el valor que tenían los documentos cuando los vio por primera vez en la librería donde los compró. “Sólo la fecha me pareció importante por ser demasiada antigua, por lo que pensé que algo de misterio tenían, pero no el valor soberano de las cartas", analizó. 

Luego de investigar descubrió que trascendían el hecho histórico, la fecha, su data, el contenido, y eso fue lo que lo animó a seguir hurgando y buscando respuestas. Este año se presentaron en la ONU en el Comité de Descolonización que se encarga de los territorios ocupados en el mundo por terceros. “El caso Malvinas es el más importante que tiene el Comité porque hubo guerra, además de la importancia geopolítica y las dimensiones de las islas, que tienen 13.000 km2”, manifestó Nelson. 

Las cartas encontradas por Durante son de orden administrativas. “Lo interesante -más allá del reclamo de cosas menores para el armado político del gobernador en la isla- es que son cartas de gobernador a gobernador. Las islas Malvinas -que fueron compradas a los franceses- tuvieron como primer gobernador militar a un español que asume la comandancia un 2 de abril de 1777 por eso la importancia del día, por dos razones”, explicó. 

El militar español que era el gobernador escribe por primera vez a un gobernador de la provincia de Buenos Aires -que se manejaba desde el Cabildo- porque “no había Virreynato, ni nacido San Martín, Belgrano o Brown, ¡mira lo viejas que son las cartas!”, exclamó Durante.   

El secreto mejor guardado 
Durante casi 250 años nadie tuvo noticias de estas cartas, Nelson le contó a este diario la cronología de un secreto. Lo primero fue dar con los documentos en una librería de Buenos Aires. “Los vi y volví a la semana, me interiorice del tipo de documentos, me sorprendió la antigüedad, la negociación llevó a que los compre”, recordó. 

Comparativamente, Nelson dice que adquirió un auto sin 08, porque no sabía si los documentos eran verdaderos o falsos: “Me jugué a que fueran verdaderos y así los presente en el Senado, en Diputados, Cancillería y Casa de Gobierno, porque necesitaba de todos para que me abrieran puertas por las certezas que tenía”. 


Raúl Daneri (jefe del Regimiento 7 de La Plata en Monte Longdon - veterano de guerra); Nelson Durante, Alejandro Giachino (hermano del capitán Giachino - 1er caído de la gesta); Alfredo y Sergio García


En agosto de 2016 asistió al Congreso de la Nación acompañado de Alejandro Giachino y les presentó a distintas autoridades, entre ellos el senador Julio Cobos, su descubrimiento. Luego fue citado a una reunión en la que hubo peritos como Teresa Anchorena de Monumentos Históricos, y entre todos analizaron el interés que tendría a nivel nacional e internacional el hallazgo. 

El 22 marzo 2017 fue recibido por la canciller Susana Malcorra en el Palacio San Martín, quien les informó que se comunicaría por el tema con el presidente Macri además de asegurarle que los documentos revestían carácter histórico porque no había muchos de esa fecha, por lo que podía ser importante para el Comité de Descolonización. 

Es así que las cartas fueron analizadas por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial y por la Auditoría General de la Nación para que certifiquen la validez de las mismas, algo que ordenó el propio presidente Macri. 

Peritajes 
El 14 de julio de 2017, el INTI comienza la tarea de desarrollar el peritaje y luego la AGN se expidió: “Dijeron que la caligrafía y firma eran originales”. Es un informe de cuatro páginas que certifican que las cartas datan de la época. “Tengo el original del informe, me sentí muy orgulloso”, comentó. 

Inmediatamente el Gobierno las subió al portal digital, algo que Nelson entendió como “un reconocimiento tácito al esfuerzo”. 

Nelson viaja por toda la Argentina y también por otros países que lo invitan a disertar para hablar de la historia de Malvinas. Está convencido de que el diálogo con Inglaterra se puede dar con sustentos jurídicos e históricos con todos los nuevos aportes que se agregan a lo que ya se hizo hasta ahora. 

Actualmente las cartas están en el Archivo General de la Nación, aunque anteriormente a la entrega de las mismas le advirtieron que debían estar en poder del Estado. Pasaron cosas extrañas en el proceso, como un artefacto explosivo que provocó destrozos en la casa de Nelson. 

Entonces decidió que todo tenía que tomar otro rumbo. “Me asesoré con amigos de Inteligencia que me dijeron que seguramente tendría el teléfono intervenido, algo que pasó, así como seguimientos”, reveló. 

Entonces decidió que los propios veteranos de Malvinas fueran los custodios de las cartas y así fueron pasando por distintas manos, que como él, las protegieron. Otro episodio confuso ocurrió un 25 de septiembre en una a casa precaria -en la que se encontraban los documentos- que se incendió. “Todo parecía una novela negra”, comentó. 

Las cartas nunca estuvieron a la venta desde que Nelson las tiene, sin embargo en una oportunidad le ofrecieron comprarlas, algo que desestimó. De los atentados dijo que “nunca sabré bien si fueron enemigos externos o propios. Malvinas tiene intereses privados sobre ellas, no sólo de Inglaterra y nuestra”. 

Y agregó: “No podía vender ese documento, hubiera traicionado a veteranos y a la Patria”. 

Todo por las cartas 
“He dormido en la calle, me disgusté con mi familia, la pasé mal por los seguimientos, atentados… Me quedé sin nada de lo que uno lleva encima, pero mi fin es hacerle saber a la Argentina que apoya la causa Malvinas, que el 2 de abril no fue una aventura sino una gesta maravillosa donde fuimos a recuperar lo que hace ciento y pico de años los ingleses nos robaron y usurparon ilegalmente”, declaró con certeza Nelson. 

El investigador y entusiasta de la causa Malvinas dijo que las cartas son de gran entidad. “Primero porque fueron peritadas por organismos internacionales, segundo porque son oficiales, y tercero porque no hay documentos ingleses de esa época de esa importancia. Uno de ellos dice por primera vez que Malvinas es colonia de Buenos Aires. Los ingleses no tienen material escrito de tanta relevancia”, aseguró. 

La incorporación de los documentos e investigación fueron muy costosas para Nelson. Los viajes, las charlas, las gestiones, todo lo afrontó con su bolsillo porque no recibió ayuda de nadie. El documento se compró con factura oficial, el título de un escribano certifica la propiedad de las cartas.