116 años junto a cada tresarroyense

ST 21. 1°
Cielo cubierto

Sociales

El viernes 7, en La Casona

Combo Afro, con Ezequiel Szusterman, sale a escena

02|12|18 13:20 hs.

La Escuela Combo Afro organiza para el viernes 7, desde las 17, una serie de talleres y show por la noche con la presencia de Ezequiel Szusterman. Por esto los integrantes de la escuela Ezequiel Coronel y Enzo Acosta estuvieron en la redacción de LA VOZ DEL PUEBLO. 


Para Ezequiel, la nueva edición se gestó porque “ya desde el año pasado, con el surgimiento de Combo Afro, decidimos empezar a hacer festivales donde toquen nuestros talleres de la escuela. Allí lo hacen quienes dan clases y los que asisten. Pero a su vez nos gusta traer a alguien importante para que de clases y toque con ellos. Esta vez vamos a traer a Ezequiel Szusterman, quien va a dar clases por la tarde y a la noche vamos a tener un show que harán él y los talleres de la escuela. Va a tocar un nuevo proyecto que es Banda Combo Afro, que además de la parte percusiva del bloco, va a tener instrumentos como bajo, guitarra, teclados y voces. Esa es la idea en general para el viernes 7, desde las 17, en La Casona”. 

Esto es algo que vienen planificando desde principios de año. El anterior recién lo habían comenzado a hacer a mediados de año y estuvieron muy apretados con los tiempos. 

Por ello cuenta Ezequiel que “al tener más tiempo, la idea dio mejor resultado. Nos contactamos con Ezequiel Szusterman, le hablamos de la posibilidad de que viniera y desde allí comenzamos a juntar fondos para hacerlo. Porque cuando traés a alguien de esta magnitud tenés que prever el costo de los talleres y del espectáculo”.

Nuevos vientos 
La explosión y crecimiento de la percusión en nuestra ciudad ha sido muy importante, a tal punto que tanto desde esta escuela como del Conservatorio se han generado múltiples espacios de enseñanza. Y lo más notable es la repercusión de los eventos que se organizan. 

Por ello, Ezequiel cuenta que “la percusión llama mucho la atención, no solo por los instrumentos sino también por los ritmos de distintos países”. 

En tanto Enzo agrega que “en el Conservatorio, quien gestó esto fue Facundo Medina. El trajo a percusionistas de renombre, imagináte que la primera vez que vino Eze a Tres Arroyos lo trajo él, junto a la Cooperativa de Percusionistas que nosotros también integrábamos. También esta movida nos permitió a nosotros trabajar y vivir de esto, además de poder ir a Buenos Aires a los talleres que Eze da. Esto es muy bueno porque cuando vamos a su escuela, sentís que es lo mejor. Es ir allá, parar en su casa y compartir no solo música, sino momentos”. 

“Y tiene la escuela más grande de samba reggae del país -dice Ezequiel Coronel-. Blocos que están funcionando en diferentes lugares de capital con más de mil alumnos, la más conocida es La Estación de los Deseos, en Caballito, pero tienen sedes en todos lados. Ellos te transmiten una energía fantástica, te invitan a sus talleres como si fueras uno más, si bien saben que viajás desde de 500 km no tienen porqué hacerlo, pero te lo brindan, como te comentaba Enzo”. 

Destacan que la percusión no es únicamente el ritmo sino lo que transmite desde la parte energética, porque con el tambor no sólo se toca sino que se baila al mismo tiempo. Algo que no deja de ser tremendamente atractivo desde lo visual, por esto es que la percusión ha llegado a tantos lugares y le gusta a todo el mundo. 

“No hay persona que asista a un show o espectáculo que no se mueva, baile y lo pase bien”, cuentan los dos. “Si no movés el cuerpo no va, por más que seas una madera…” agrega Enzo entre risas. Para ellos el toque y el baile van de la mano.  

El lugar 
La Escuela Combo Afro tiene su base en Balcarce 779, allí funcionan los talleres que los días sábados, se juntan. Los dos que tienen lo hacen como Taller Año 1 y Año 2, separados de acuerdo a su nivel de aprendizaje. “En este caso para el taller y show del 7 los vamos a juntar –dice Enzo-. Se pusieron un nombre, que es Gosamba, y esto es un condimento nuevo”. 

Si bien hace dos años que funcionan en Tres Arroyos, el crecimiento es grande y no sólo han dado talleres en la ciudad sino que fueron a Chaves, San Cayetano y hasta Tandil por recomendación de Szusterman. Esto ha sido para ellos el reconocimiento más grande porque no sólo es dar talleres, es comer y tomar algo juntos, compartir espacios y momentos. 

“Hasta lo hemos hecho en sus talleres en Buenos Aires, está bueno esto porque se ve nuestro crecimiento” dice en el final y con satisfacción Ezequiel Coronel.