La Ciudad

Abierta a la comunidad

La 502 brindó una jornada que sirvió para “eliminar barreras”

03|12|18 10:26 hs.

La comunidad educativa de la Escuela de Educación Especial 502 vivió el pasado sábado una jornada tan atípica como positiva y fructífera. El establecimiento cerró el año con una muestra dinámica y estática para todos los gustos, a través de la cual se expusieron la totalidad de los trabajos desarrollados a lo largo del ciclo lectivo que está a punto de finalizar. 


En ese marco, la entidad mostró una clara apertura a la comunidad, una idea que ya puso en práctica con anterioridad y que piensa seguir replicando. El saldo de la jornada fue altamente favorable. Esa fue la conclusión a la que llegó la directora del establecimiento, Delia Botte. “La idea fue hacer un muestreo de todas las actividades que la escuela tiene, tanto en lo pedagógico como en lo laboral”, manifestó la directiva. 



Entre sus apreciaciones, manifestó que “la idea fue hacer un cierre de año para que todo lo que se hace dentro de la escuela se pueda mostrar, incluyendo a la comunidad. Nosotros siempre trabajamos con la inclusión. En este caso, fuimos nosotros los que abrimos las puertas para generar una jornada inclusiva”.

 “Se buscó eliminar barreras y tratamos de que se entienda que cada individualidad necesita una atención. Trabajamos mucho en base a eso” 


“Fue una propuesta sumamente enriquecedora”, destacó Botte, quien agradeció especialmente a las entidades intermedias de nuestra ciudad, como así a todos los actores que colaboraron para que la jornada haya sido exitosa. Entre sus apreciaciones, la directiva sostuvo que “mostramos todo lo que se ha hecho en el año. Fue un trabajo de inclusión real, tanto en lo educativo, recreativo y deportivo”.



En el lugar del otro 
Durante la jornada, una las propuestas realizadas consistió en “ponerse en el lugar del otro”. Al respecto, la directora de la Escuela 502, quien hace tres meses que ocupa el cargo, indicó: “Estuvimos haciendo una especie de juego, si se lo puede llamar así. La idea fue ponerse en el lugar del otro. La gente se puso una venda en los ojos y caminó con el bastón blanco. O subirse a una silla de ruedas. También se explicó lo que es el lenguaje de señas”. 

"El objetivo de darle apertura a la escuela es que el otro pueda comprender conceptos como cooperación y empatía, por ejemplo. Tratamos de brindar la experiencia acompañada de asesoramiento. Nunca lo hacemos de manera aislada; siempre en red”, puntualizó. 



En ese sentido, agregó: “Hablamos mucho de la inclusión pero si uno no lo prueba en carne propia es difícil que se pueda comprender. Se buscó eliminar barreras y tratamos de que se entienda que cada individualidad necesita una atención. Trabajamos mucho en base a eso”. 

A su turno, Laura Bucci, inspectora de Educación Especial, quien fue parte de la jornada en la Escuela 502, manifestó que “en la educación especial estamos trabajando en un cambio de paradigma. No ponemos el énfasis en la dificultad o lo que medicamente le está pasando al estudiante, sea niño, joven o adulto; sino que ponemos énfasis en el entorno”.