116 años junto a cada tresarroyense

ST 34. 7°
Despejado

Deportes

Ezequiel Heim, de Once Corazones

“Somos dos equipos parejos”

04|12|18 10:14 hs.

El partido estaba 1 a 0 a favor de Huracán, que tenía al borde del KO a un Once nervioso y falto de confianza, cuando el entrenador Guillermo Torlaschi decidió que era el momento de Ezequiel Heim. El ingreso del defensor cambió la energía del equipo, que de inmediato empató y hasta el final superó mental y futbolísticamente a su rival, logrando estirar la definición a un tercer partido. 


En su segundo partido oficial tras ganar la batalla más importante de su vida, Heim contó sus sensaciones. “Hoy me sentí un poco mejor, tuve una semana más de trabajo y el cuerpo va respondiendo cada vez mejor. Había hablado con Guille (Torlaschi) en la semana que depende de cómo se diera este partido iba a tener más protagonismo. Hoy se dio de poder entrar 15 minutos en un partido totalmente abierto, y me sentí bien y contento porque pudimos lograr el empate”. 

Uno de los puntos destacados por todos los protagonistas de esta definición es la paridad entre los finalistas. “Cada uno con su propuesta, somos dos equipos muy parejos, que se respetan, salen a jugar y no hay pierna fuerte. Son partidos que seguramente la gente disfruta porque los dos venimos a jugar al fútbol, cada uno con sus herramientas pero sin mala fe”. 

Solo dos minutos después de su ingreso, y en la primera pelota que tocó, gestó la jugada del empate, algo que parecía difícil hasta ese entonces. “Me toca anticipar y descargo para el medio. Traté de hacer lo que pude porque no es mi lugar, pero por suerte la agarró Maciel (San Román) que resuelve de forma extraordinaria. Por cómo se dio el segundo tiempo, creo que fue un empate justo y merecido. Hacía más de 30 minutos que estábamos buscando el gol”. 

Este Once Corazones no es el mismo que el de hace sólo unas semanas atrás, y para Heim es fruto de seguir trabajando en el mismo sentido, a pesar de los malos resultados. “Los chicos trabajaron mucho a pesar de que no fue el mejor año. Los playoffs le abrieron la cabeza al equipo, y por suerte hay un grupo humano hermoso, a mí me dieron la bienvenida de una manera excelente, me integraron, y más allá de que hay chicos nuevos hay mucho respeto y eso hace que el equipo con las armas que tiene, haya llegado a donde llegó”.