La Ciudad

Carlos Bianco, integrante del equipo de Axel Kicillof

“Fallaron todos los motores”

09|12|18 09:53 hs.

Carlos Bianco tiene formación en economía internacional, se desempeñó en un cargo que directamente tenía que ver con esos temas y trabajó quince años como docente investigador. Es parte del equipo del diputado nacional Axel Kicillof, ex ministro de Economía, y fue secretario de Relaciones Económicas Internacionales durante la gestión de Héctor Timerman. 


El viernes visitó Tres Arroyos, brindó una charla en La Casona y formó parte de una cena que organizó el Partido Justicialista. En nuestra redacción, realizó un análisis sobre la situación económica. “Tenemos vocación de servicio por la patria y por la gente para mejorarles las condiciones de vida en el lugar que toque y en el que decida nuestra conductora que es Cristina Fernández de Kirchner”, expresó en referencia a su actuación política. 

En la recorrida por la provincia de Buenos Aires, llegó a Tres Arroyos a relevar información sobre los problemas de las empresas, Pymes, pequeños comerciantes, de la gente en general. Dijo que “el objetivo no es solo conocer la realidad de cada lugar, sino también ofrecer diferentes alternativas políticas para un futuro gobierno que enderece el barco”.

En caída
Carlos Bianco le dijo a este diario que “la base de la economía argentina, de su crecimiento, siempre ha sido el consumo privado y el público. Otros motores secundarios son las exportaciones y las inversiones”. 

El economista dio su mirada sobre el gobierno de Macri. “Bajó los salarios, las paritarias siempre están por debajo de la inflación, aumentó el desempleo, bajó las asignaciones, el empleo, las jubilaciones, las pensiones en término de capacidad de compra, paró la obra pública -salvo la primavera antes de las elecciones del año 2017 y enfocada en la provincia- que la pincharon y con eso se desaceleró el principal motor de crecimiento de la economía”, sostuvo. 

“Hay dólares que ingresaron como deuda y se van en el pago de importaciones o en fuga de capitales de los sectores más concentrados”


Consideró que “el mundo no estaba apto para que hubiera una ‘lluvia de inversiones’ -como la llamaron ellos-. ¿De qué manera iba a suceder esto con un mundo cada vez más proteccionista? Teniendo en cuenta que la economía mundial no crece desde el 2008. Entonces sólo aumentaron en el 1 o 2 %, pero no era difícil saber que no iba a haber inversiones”. 

En sus apreciaciones, mencionó como un aspecto crítico que “la tasa de interés es altísima, del 30 hasta llegar al 70 por ciento como ocurrió hasta hace poco. La intentó poner para controlar la inflación, un problema que tiene que ver con la devaluación de la moneda, algo que hicieron ellos”. 

Se preguntó “qué empresas vendrían a la Argentina a producir y generar empleo en las condiciones descriptas. Por eso la economía empezó a caer. Empresarios Pymes y grandes industrias están esperando que haya demanda, si esto no sucede nadie invierte”.  

La deuda 
Bianco hizo un paralelismo y enumeró: “En la economía le fallaron todos los motores: cayó el consumo, no hubo buenos resultados con las exportaciones, no llegó la lluvia de inversiones, se encuentra estancada e incluso en baja en este momento”. 

Señaló que parte de las políticas económicas del gobierno nacional fueron “arreglar con los ‘fondos buitre’ para salir a los mercados de deuda. Acordaron por los 16.000 millones de dólares que les pidieron, normalizaron la situación en los mercados de deuda internacional y se empezaron a endeudar”. 


Para Carlos Bianco, es fundamental un cambio de gobierno y la aplicación de otro programa económico


En este sentido, cuestionó que “la deuda no fue para producción ni para obras de infraestructura, ni para caminos, rutas o proyectos productivos de desarrollo. Fue un endeudamiento que se escapó por la fuga de capitales, por el déficit comercial que fue récord el año pasado -es pérdida de dólares que ingresan como deuda y se van como pago de importaciones, ingresan como deuda y se van como fuga de capitales por parte de los sectores más concentrados de la economía-. Es una sangría que no logran cortar, entonces se realiza una transfusión de sangre pero sin solucionar el tema de la sangría”. 

Plata en el bolsillo 
El economista, quien es presidente del Club Tucumán de Quilmes -algo que señala como su pasión-, argumentó que “no hay salida posible. Cuando los mercados internacionales dejaron de prestar plata porque se habían sobre endeudado, no quedó otra alternativa que ir al FMI”. 

Ante la consulta sobre qué se podría haber hecho según su criterio, Bianco manifestó que “ante la realidad que mostraba que ya no iba a haber ‘lluvia de inversiones’, si los mercados no le prestaban más, si no hay boom de exportaciones, entonces podrían haber cerrado la economía para que no se escapen los dólares que tengo, para que no me sigan inundando de importaciones. Le pongo plata en el bolsillo a la gente para que empiece a consumir y generar las condiciones para comenzar a crecer y pagar los vencimientos de capital e intereses de la deuda que ellos mismos generaron y para que se dinamice la economía. Es generar las condiciones de inversión, que no se da porque ya no hay demanda”. 

El ajuste 
Bianco mencionó el caso del “Milagro de Portugal” que estaba en una situación económica similar a la de Argentina. La Troika –organismo similar al FMI conformado por el Banco Central Europeo, el FMI y la Comisión Europea- que les había prestado plata les pedía más ajuste económico.

Luego de que las elecciones las ganara una coalición entre socialistas, un partido comunista y otro más nacional y popular, se implementó como política económica la suba de salarios, aumentaron jubilaciones, bajaron el impuesto al consumo y pararon con el programa de privatizaciones que le pedía la Troika. 

“Le pusieron plata en el bolsillo a la gente y el país empezó a crecer lo mismo que la inversión, ¡mirá qué creativo, mirá qué difícil que es!”, expresó. Sobre los compromisos asumidos, planteó la necesidad de reestructurar los plazos para pagar el endeudamiento que tomó el gobierno conducido por Macri en estos tres años, porque “si esto no ocurriera el país va derecho al default. No hay ningún gobierno que pueda hacer frente en las condiciones actuales del perfil de vencimiento del capital y vencimiento de la deuda”. 

Bianco destacó que en el 2018 el país terminará con el 100% de deuda pública respecto de lo que produce la economía argentina. El economista contó que “en la campaña el macrismo propuso eliminar el impuesto a las Ganancias, en el 2015 lo pagaban un millón de personas, hoy lo pagan dos millones, todo lo que hicieron fue un desastre. A ningún sector de Argentina le va bien”. Opinó que los ganadores netos de la propuesta económica de Cambiemos a nivel nacional son “grandes exportadores, el sistema financiero, las energéticas que tuvieron este año récord de ganancias”. 

Habló sobre los efectos negativos en los medios de comunicación. “¿Cuántos periodistas y técnicos de medios públicos y privados se fundieron? Los medios de comunicación no pudieron resistir, el ajuste le tocó a todos”, afirmó. 

Finalmente, expresó que “la gente hace el ajuste o sale -si encuentra- a buscar otro ingreso. Claramente hay que esperar a las elecciones y cambiar el programa económico de este gobierno”.