La Ciudad

Consideró que Moizzi debe renunciar

De Rosa: “Claromecó debe ser autónomo y no el patio trasero”

12|12|18 10:05 hs.

El doctor Juan Manuel de Rosa se comunicó con LA VOZ DEL PUEBLO para referirse a las últimas licitaciones municipales de las que participó en las que ofreció proyectos innovadores para el desarrollo de servicios en los balnearios N° 1 y 2 de Claromecó. 


“Visto los resultados de las decisiones municipales, eligiendo oferentes cuestionados por incumplimiento de los pliegos, está más que claro que las licitaciones de 2016 y 2017 las gané yo. Si el Ejecutivo hubiera sido receptivo de mi pedido en marzo de 2018 ante la rescisión del contrato de Grimstrup, hoy Claromecó contaría con un nuevo balneario, y no hubiera sido necesario reciclar uno contrarreloj”, señaló. 

Con respecto a la licitación de 2018, dijo: “Hay elementos suficientes para poner en duda su resultado. Los procesos licitatorios se llevan adelante para obtener el marco formal que legitime una decisión previamente tomada. Hay premeditación y puesta en escena. No creo que sean procesos ‘contra De Rosa’. Creo que son procesos ‘a favor de...’. Y es muy fácil urdir la maniobra ya que no hay parámetros objetivos de calificación”. 

“Es irresponsable entregar una concesión a alguien que, para poder cumplir con aquello a lo que se obliga, necesita de un crédito. Ojalá cualquier ciudadano tuviera esa posibilidad”


Sobre la mencionada licitación, también ofreció como “prueba” otros elementos que calificó como “suficientes para poner en duda su resultado”. 

A modo de adelanto, manifestó: “Podríamos ilustrar que el oferente Nº 5 -de la última licitación para la explotación del Balneario Samoa- ofreció 1,60 sueldo de guardavidas por mes de temporada, y el Nº 6 presentó una oferta de 1,61 sueldo. Los números siempre dieron sorpresas a los hombres” 

En cuanto a la actuación de la Comisión Evaluadora y Adjudicataria de las concesiones de Borneo y ex Samoa manifestó: “Se asignan puntajes de manera tal que gane el elegido previamente. Los factores de ponderación son flexibles e interpretables. Como ejemplo, en esta licitación me han otorgado cero puntos por no vivir en Tres Arroyos, aunque en 2017 me otorgaron cinco puntos por igual motivo. Nací acá, me formé en el Colegio Jesús Adolescente, mi madre vive en Claromecó, mis hijos se criaron en sus playas y vivo aquí 150 días al año. Los criterios de las comisiones evaluadoras son líquidos y adoptan la forma del proyecto del eventual ganador”.

Pliegos
“Los pliegos para licitar balnearios son tomados de la obra pública, y sobre ellos hacen ‘copy and paste’. Lo que los convierte en híbridos de mal gusto y de interpretación abierta. Privilegian el canon ofrecido por sobre el monto de inversión, lo cual demuestra que les interesa más lo que va a parar a sus arcas que lo que se va a invertir para goce del turista. Pero además, pone de manifiesto por qué no controlan la capacidad financiera de los oferentes: solo les importa cobrar el canon”, mencionó De Rosa. 

Duramente subrayó que “es irresponsable entregar una concesión a alguien que, para poder cumplir con aquello a lo que se obliga, necesita de un crédito. Ojalá cualquier ciudadano tuviera esa posibilidad. Pero no. Solo la tienen ex secretarios de Turismo, con restricciones por lo menos éticas de participar en procesos licitatorios”. 


Juan Moizzi


En igual sentido, amplió cuando dijo que “con este tipo de pliegos, cualquiera puede opinar que determinado profesional los interpretó mejor que el resto, y con esta apreciación sin fundamento justificar el resultado de una licitación, aun a costa de desacreditar los proyectos de los otros profesionales. Integran comisiones, opinan y deciden, pero desconocen el Código de Planeamiento (obligan, por ejemplo, a construir una sola vivienda por lote en Médano Verde, sólo porque se les antoja, ya que el Código no lo expresa en ningún artículo para esa zona).  

Contenedores
Del proyecto que lleva adelante el ex director de Turismo, Diego Fernández, quien utilizará un contenedor para ofrecer algunos servicios esta temporada, señaló: “Por si fuera poco, en un ataque impúdico del ejercicio del poder, le permiten la utilización de contenedores, cuando a otro oferente lo desecharon por igual motivo. -Juan- Moizzi -actual director de Turismo- debería renunciar”.


El proyecto que Juan Manuel De Rosa no pudo concretar en Claromecó


“Pero antes debería explicar qué papel cumplió en la licitación de 2017 del ex parador La Playita del Medio, formando parte de la comisión y firmando el acta junto al director de Turismo en funciones en ese entonces, Pablo Ledesma. No alcanzamos a darnos cuenta de la gravedad de la situación, de la impunidad con que se decide una medida de carácter público, pero con interés privado”, expresó. 

Se lamentó de que “Claromecó sea el patio trasero de Tres Arroyos. Allá se toman medidas que engordan las arcas del municipio, pero que adelgazan los bolsillos del claromequense. Y lo peor es que esas medidas se toman en nombre de los propios habitantes de la localidad balnearia. Quieren demostrarle a la opinión pública interés por Claromecó favoreciendo en una licitación a ‘un nativo’ de Tres Arroyos que incumple sus obligaciones contractuales con el municipio por atender sus obligaciones comerciales en Colombia. ¿Importa realmente donde nació el señor Fernández? ¿Importa que el señor Frugoni sea uruguayo y haya vivido en España? Yo creo que importa el cumplimiento del contrato. Lo demás es demagogia para decirle al claromequense que piensan en él”, afirmó De Rosa. 

Criticó que “por cuerda paralela impiden que se destinen recursos del Ente Descentralizado para los sueldos de los guardavidas, recortando en forma temeraria la seguridad en las playas. Es decir, Claromecó ni siquiera es autárquico”. 

La autonomía
De Rosa le dijo a este diario que “es momento de pensar entonces en convertir esa autarquía relativa que hoy se padece, en una autonomía real que le permita a la ciudad balnearia dictarse sus propias normas, respondiendo a los intereses particulares y específicos de sus habitantes y de los turistas que la frecuentan. Procesos de este tipo llevan años de lucha. Pero siempre hay un día en el que nacen y se echan a andar”.