116 años junto a cada tresarroyense

ST 26. 3°
Despejado

Carta de Lectores

Escribe Carlos E. Bancur

Se están oyendo ecos de emancipación en Claromecó

15|12|18 11:16 hs.

Señora directora: 


Si señor lector: así como reza el título, se están oyendo ecos de emancipación territorial ¡Aleluya! ¡Al fin!... se escuchan los ecos, son las mismas palabras que nosotros, verdaderos mortales claromequenses hemos pregonado por años sin haber tenido a nadie que se haya interesado en reproducir ecos por las mismas. Pero, por suerte, parece que ha llegado el tiempo de ellos y los mismos son buenos y necesarios porque naturalmente, el eco siempre tiene la última palabra, y será la expresión popular que marcará nuestro derrotero. 

Han pasado muchos años desde que fue fundado nuestro pueblo, pero nació por desgracia regido por el gobierno de Tres Arroyos ¡Obvio! Pertenece al partido de Tres Arroyos, gobiernos que exceptuando raras oportunidades ha manifestado alguna simpatía por estas playas (incluso en estos últimos tiempos hubo jefes de gobierno que han pasado unos días de verano o en Necochea o en Mar Del Plata sin enterarse que en Claromecó al mismo tiempo también era verano); playa que tanto los lugareños como los foráneos sabemos valorar por sus atractivos turísticos, de tranquilidad, de buen sol, de buena pesca deportiva o artesanal y por sobre todo de buena gente. 

Es tan cierto esto que aquel que ponga las plantas de sus pies en nuestro Claromecó no dejara de hacerlo y año tras año retornará. 

Pero… ergo ya han pasado casi 100 años de aquel 1920 de su fundación y no podemos mencionar de ninguna manera un trato acorde al valor real que estas playas tienen, no solamente intrínseco sino también comercial, y esto se puede observar empíricamente cuando detenemos la mirada en el movimiento edilicio, que a diario marca el avance imparable llevado adelante por el capital privado, sin émulo de parte del oficial. 

Creemos que ha llegado el momento de emanciparnos y que llevemos adelante nuestro propio destino. Los gobiernos del partido siempre esquivos a nuestros reclamos, no han sabido nunca valorar lo mucho que hemos hecho por Claromecó. Más que evidente es. 

Nunca una obra que nos favorezca como este lugar lo merece y las que han llegado ha sido por los buenos oficios de influyentes personas de los gobiernos de la provincia de Buenos Aires o de la Nación, nunca por la función de los gobiernos locales. 

Entonces esta es la razón para que tanto nos entusiasme que alguien mencione ¡autonomía! Hemos llevado adelante estudios muy importantes y se ha comprobado sin lugar a equívoco que la tan ansiada señora autonomía puede y debería estar muy cerca. Sólo nos falta el interés de personas que tengan amor por Claromecó e influencia política en lo alto del podio. De allí vendrá la respuesta a tan ansiada independencia para así, obviamente, dejar de estar atado al yugo y la sinrazón de gobierno que nos han vapuleado, mentido y atrasado tanto antaño como hogaño.

Carlos E. Bancur