Deportes

Voces de los fierros

Prieto: “El secreto está en el auto”

19|12|18 11:59 hs.

Los cierre de temporada de APSE en el Moto Club le generan alguna alegría a Sebastián Prieto; en 2017 ganó en Minicross, el último domingo llegó a la victoria en la carrera de invitados de Promocional, compartiendo máquina con Diego Del Giorgio, quien también triunfó entre los titulares. 


Pero esta vez la alegría no pudo ser total porque “no llegamos al campeonato en la lucha que teníamos con el tandilense Lappano; pese a ganar todo quedamos creo que a 6 puntos, pero el problema es que con la puntuación que tiene este campeonato es muy difícil recuperar los puntos perdidos”, reconoció Prieto con la tristeza del caso. 

No obstante, la actuación que tuvo junto a Del Giorgio, dominando todo, debe reconfortarlos. “El auto anduvo muy bien; no cometimos errores; desde la clasificación ambos quedamos con el 1, ganamos series y finales muy bien, sacando una buena diferencia con un auto estable y que mantiene el ritmo y repite las vueltas. Sabemos que podemos mejorar aún; en mi caso, y siendo el auto de Diego, trato de no tocar nada sabiendo que la carrera de los titulares otorga el doble de puntos que la mía, la Dual. Entonces trato de que él esté cómodo en su auto y yo me acomodo a como quede, sin tocar nada en la suspensión u otra cosa” confesó, aunque en pista no se vio alguna incomodidad del piloto local. 

“Si, anduvo muy el Fiat. Estas son carreras de autos, entre los pilotos no hay mucha diferencia entre uno y otro; todos nos agrandamos cuando el auto que tenemos va bien. Es así de cortito, te vas exigiendo hasta que el auto te avisa, y hasta ahí llegaste. Quizás algún piloto pueda manejarse sobre esa línea finita más tiempo; pero el secreto está en el auto y el de Diego va realmente muy bien. Es muy fácil, divertido y muy lindo manejarlo”, confesó Prieto.

Primero fueron las motos, luego el minicross, ahora la promo; cómo se siente. “Está bueno, en cierta forma es más divertido porque hay que mover más las manos, se notan los 100 kilos de más. En cuanto al motor tienen un muy buen torque; me queda bien la caja porque es parecida a la que yo tengo en el minicross; me adapté rápido. En tierra siento que este auto se asemeja aún más a un minicross, en asfalto se nota un poco el peso, hay que frenar más lejos, lo tenés que esperar un poco más, pero es muy divertido porque siempre vas ocupado en algo”, analizó. 

Y la pregunta de cómo será su 2019 tuvo una respuesta lógico. “Está bravo el tema económico, no voy a contar algo que todos sabemos. Tengo un hijo estudiando, mi hija cumple 15 y en mi caso particular será un año económicamente movido. Pero yo tengo armado el minicross; en unos días se lo llevo a Guillermo Yané para que le coloque el motor. Lo tendremos armado como para hacer el campeonato; la primera fecha la voy a hacer con las Mayores, después veremos cómo seguimos. Tampoco se qué va a hacer Diego (Del Giorgio) con su Fiat; si decide seguir y le interesa seguir haciéndolo conmigo, lo voy a acompañar. Y en cuanto a la moto, haré alguna carrera, pero voy a entrenar y andar a modo de hobby. Por ahora le apuntamos a arrancar el año en minicross y veremos cómo sigue todo después; antes de despedirme quiero agradecerle a Diego por estas cinco carreras que corrimos juntos donde fundamentalmente gané un amigo, tanto él como su familia y muy contento con eso”, confesó Prieto con una sonrisa en sus labios y una gran satisfacción en su alma.