Policiales

Bahía Blanca

La madre de la chica que mató a su abusador dijo que fue en defensa propia

19|12|18 12:08 hs.

La madre de la adolescente de 16 años que confesó haber asesinado a puñaladas la semana pasada a un hombre de 72 años en la localidad bonaerense de Bahía Blanca, señaló hoy su hija "no lo quiso matar" y que solamente se defendió, cuando el hombre intentó abusarla. 


La mujer contó que el remisero muerto quiso abusar de ella "con manoseos" en los viajes que hacía hasta el penal de Saavedra para visitar a su expareja presa. "Quiso abusar de mí con manoseos en la ida y la vuelta", dijo la mujer, de nombre María, en declaraciones a radio La Brújula. 

"Él me manoseaba en la entrepierna. No quería decir nada porque iba con el nene a upa y otra gente, y por temor a que me deje abandonada en la ruta", expresó la mujer. "Me miraba de reojo y seguía manejando, me tocaba la entrepierna cuando tocaba los cambios", expresó la mujer quien se dedica al cuidado de personas y tiene además de las adolescente, otros dos hijos. 

"Esto fue el miércoles pasado y le mandé audios a una mujer que me había recomendado el viaje porque me sentí muy mal", agregó. 

La mujer comentó que su hija de 16 años, al verla llorando, le pidió el teléfono supuestamente "para mandarle un mensaje a una amiga", pero no se imaginó que el miércoles pasado iba a ir a la casa a ver a Alberto López. "Ella fue a preguntarle por qué había hecho eso y él le dijo vení, entrá, te explicó cómo fue. La manoteó y la quiso violar", contó la mujer.

La madre de la adolescente dijo que por lo que sabe, su hija "en ese momento atinó a agarrar el cuchillo para asustarlo, para sacárselo de encima". 

Fuentes de la investigación indicaron que la chica se presentó espontáneamente el lunes en la Comisaría Cuarta de Bahía Blanca junto a su madre y una tía para confesar la autoría del crimen López, a partir de lo cual quedó imputada, aunque no detenida, en guarda de su madre. 

Según la confesión, la adolescente fue a reclamarle a López a su casa por haber manoseado a su madre en un viaje, el hombre la hizo pasar a su casa, quiso abusarla a ella y allí se produjo el homicidio. El crimen de López se descubrió el jueves, pasadas las 7.30, cuando sus familiares alertaron a la policía sobre el hallazgo del cadáver en la casa en la que vivía, situada en Caseros al 3300 de esta ciudad. 

El cuerpo fue hallado en el interior del baño con un cuchillo de cocina de mango de madera clavado en uno de los hombros de la víctima. Además, se conoció que el chofer había sido denunciado por exhibiciones obscenas en varias oportunidades, dos en 2012 y una 2014, y que los hechos eran materia de investigación, añadieron fuentes de la pesquisa. (DIB) MCH