Policiales

Dos hermanos de Bellocq se salvaron de milagro

Volvían del trabajar en el campo y casi se matan en la ruta 73

21|12|18 12:34 hs.

Dos hermanos oriundos de San Francisco de Bellocq casi mueren aplastados por un camión cuando la camioneta en la que se movilizaban rumbo a la delegación tresarroyense chocó con el acoplado de un vehículo cargado con cereal que circulaba rumbo a Tres Arroyos. 


A raíz de la colisión, los ocupantes del vehículo menor fueron trasladados preventivamente al área de guardia del Hospital Pirovano, donde se determinó que podían recibir el alta médica horas más tarde ya que habían sufrido sólo traumatismos leves. 


Milagro. Los ocupantes de la Toyota Hilux solo sufrieron algunos golpes. La ruta permaneció cortada a raíz de la violenta colisión


El accidente ocurrió en la tarde del miércoles en la ruta 73, precisamente a unos cinco kilómetros del cruce con la ruta 72 y el acceso a San Francisco de Bellocq y Orense, en dirección Tres Arroyos- Claromecó, cuando una camioneta marca Toyota Hilux, dominio DGP-171, conducida por Emanuel Etcheto, un trabajador rural y miembro del Cuerpo de Bomberos de San Francisco de Bellocq, de 33 años, quien viajaba acompañado por su hermano menor Adrián (25), no habría visto la presencia de un camión cuando intentaba cruzar la ruta principal desde un camino vecinal en sentido oeste-este, y terminó colisionando con su acoplado.

A raíz del impacto, la camioneta resultó destruída. En tanto, el camión, un vehículo marca VW modelo 2008, dominio HCI-683, con acoplado CFY-382, era manejado por Pablo Huizi, un transportista oriundo de Orense, quien según pudo averiguar LA VOZ DEL PUEBLO a través de fuentes consultadas que trabajaron en el lugar del hecho, habría advertido que el conductor de la camioneta no lo vio y alcanzó a desplazar un poco su vehículo, aunque sin poder evitar que el acoplado tome contacto con la camioneta.


El acoplado. Con el que chocó la camioneta de los hermanos Etcheto


Al rescate
Inmediatamente después de lo sucedido, dos dotaciones de Bomberos de San Francisco de Bellocq y Claromecó, como así también una comisión policial de la última localidad mencionada, concurrieron al lugar para asistir a los accidentados. 

“Tuvimos que cortar una puerta para poder retirarlos de la mejor manera”, comentó a este diario Francisco Brosio, titular de los servidores públicos de Bellocq, al referirse a las tareas realizadas tras la violenta colisión. 

Una vez fuera del vehículo, los hermanos Etcheto fueron trasladados al Hospital Pirovano, donde luego de ser revisados, se constató que no habían padecido lesiones que revestían gravedad, por lo que fueron dados de alta horas más tarde, se indicó.