La Ciudad

La pensión del horror

“Por sus características no está encuadrado en ninguna ley”

22|12|18 01:11 hs.

La doctora Isabel Tarchinale, secretaria de Salud y Prevención consultada por LA VOZ DEL PUEBLO sobre la residencia que funciona en Lisandro de la Torre al 800 y es propiedad de Marta Perotti fue categórica al referirse al lugar, del que dijo “por tener las características que tiene no está encuadrado en ninguna ley y por ende está fuera de toda fiscalización, a pesar de lo cual siempre hay un contacto como para ver qué ocurre y cómo funciona, pero es una pensión a la que envía la Curaduría enfermos mentales o gente en situaciones sociales especiales. Es más muchos ni siquiera son de la ciudad”. 


Tarchinale aportó otra información que da cuenta de un aparente vacío legal en cuanto al control de espacios como el que conduce Marta Perotti. “La nueva ley nacional de salud mental provoca la aparición de estos lugares que terminan estando fuera de sistema”. 

Se preguntó: “¿Dónde va alguien con sus facultades mentales alteradas y que no tiene familia que se haga cargo? Entonces la misma justicia interna gente en estos lugares y en muchos casos pagados por Desarrollo Social o por Salud como subsidio si la filial no aporta para esas personas y su correspondiente tratamiento”.

Sobre la misma cuestión habló con este diario la coordinadora del área de Adultos Mayores del Municipio que coincidió con Tarchinale en la dificultad que existe para fiscalizar este tipo de pensionados en los que la Curaduría solicita alojar a personas con padecimientos mentales. 

Crespo conoce el caso y contó que Marcelo carrera fue alojado en la pensión a solicitud de Desarrollo Social, “hemos estado ocupándonos del caso mencionado, cuando tuvo que operarse, la recuperación. Trabajamos con una hermana pensando en la posibilidad de que se pudiera alojar en su casa, contemplando que la enfermera de la Sala de los Ranchos fuera a asistirlo para realizar las curaciones necesarias, especialmente en los períodos pos operatorios cuando tuvo los tumores”. 

La coordinadora de Adultos Mayores explicó que “estuve en la sala de internaciones del Hospital por otro caso y hablé con el personal sobre el caso de Carrera al que están conteniendo en el Hospital”. 

Crespo explicó que Tres Arroyos hay una oficina y una representante de la Curaduría y dos asistentes sociales, una de esta dependencia y otra de la Asesoría de Incapaces, pobres y ausentes que son las que asisten a la pensión de Perotti y verifican el estado de sus alojados. 

La mayoría de las personas que residen en el lugar están allí por solicitud de la Curaduría, incluso hay gente que tiene residencia en otras ciudades, pero ante la solicitud los trasladan a la casa de Lisandro de la Torre 800. 

Manifestó que al no revestir carácter de geriátrico, no se enmarca en la ley que los regula. No obstante esto, la Comisión de Apoyo al área de Adultos Mayores asistió a la residencia para intentar-sin éxito-constatar las características del lugar y las condiciones del mismo. 

La coordinadora expresó que en el caso del hermano de Martín Martínez existió en algún momento la posibilidad de enviarlo al Instituto de Recuperación que funciona en la ciudad de Mar del Plata. Pero las condiciones de Carrera no permitieron avanzar en las actuaciones necesarias para poder concretar esa atención especializada.