La Ciudad

En la ESEA1 de Los Ranchos de la Virgen de Luján

La buena gente siempre está

23|12|18 10:24 hs.


La Voz del Pueblo pudo ser un buen vínculo entre vecinos, lo que genera satisfacción. En nuestra edición del 25 de noviembre publicamos una nota titulada “El legado de Broilo para los jóvenes” en la que reflejábamos la realidad de la Escuela Secundaria Especializada en Arte Nº 1. En ella los chicos de 5º año contaban la historia que a través de la semblanza del padre Broilo les había permitido llegar a recibir un reconocimiento en el programa Jóvenes y Memoria de la Comisión Provincial por la Memoria. 

En la primera semana de este mes le realizamos una entrevista a la ceramista Nancy Acosta a la que le comentamos que en Tres Arroyos había una escuela que tenía como finalidad el que lo jóvenes tuvieran una salida laboral con el trabajo de la cerámica… Pero que allí había un pequeño gran detalle: la ESEA Nº 1 no tiene horno de cocción, algo más que elemental. 

Ella no dudó y días después se comunicó con nosotros; el motivo fue más que sencillo: “Mirá yo les puedo dar una mano a los chicos (recordemos que Nancy es la propietaria de Arcadia –su taller en donde da cerámica en 25 de Mayo 88-), les puedo ayudar a confeccionar un horno de fuego para que ellos puedan cocinar las piezas. Además los puedo asesorar en lo que sea y por mi vinculación con la Escuela Rogelio Yrurtia -donde cursó la carrera-, mis compañeros y yo pertenecemos al Colectivo Cerámico de Mar del Plata. Así que si vos me hacés el contacto no sólo yo los ayudaría en esto sino que además vendrían algunos de mis compañeros a darles charlas sobre otras posibilidades, hasta de hacerse sus propios aerógrafos porque hay un chico que los construye y muy baratos. 

Así que si nos reunimos con las docentes podemos programar algo desde ahora para el 2019”. Y allá fuimos, a la ESEA a contactarnos con la directora Marcela Brajovich y la docente Laura Del Valle para contarles la buena nueva. Imagínense la felicidad con la que recibieron la noticia, fundamentalmente porque acciones de este tipo son las que nos hacen falta dar a conocer todos los días. 

La reunión 
Finalmente el miércoles pasado se pudo concretar el encuentro en la sede de la ESEA 1, sobre la avenida Leandro N. Alem 1250, pleno Barrio Los Ranchos de la Virgen de Luján. Allí, tanto la directora, Marcela Brajovich y la docente Laura Del Valle se encontraron felices de recibir a Nancy Acosta, su esposo y LA VOZ DEL PUEBLO. Marcela Brajovich le cuenta a Nancy que “cuando nos estatizaron - por la resolución 2184/14- deciden que el Nivel Inicial iba a tener un directivo, el Primario con otro y el Nivel Secundario –nosotros- nos conformaban con la especialización en Arte. Solamente en la provincia hay siete de este tipo. Los diseños curriculares estaban en borrador y viajamos con la inspectora Florencia Vaccari a La Plata para consultar y nos encontramos con la respuesta de que era ‘pensada para ese barrio’. 

La cooperadora si bien la tenemos constituida todavía no tenemos la papelería para que quede legalizada… -y así suma otro tipo de reclamo de los muchos que desde hace años realizan-. Yo si bien me estoy jubilando no voy a desvincularme de esta escuela porque en ella he vivido cosas muy fuertes y buenas. Estamos estatizados pero no recibimos más fondos que lo correspondiente a la merienda que es muy buena. Acá todas las profes de arte son unas genias, vienen y con nada arman cosas para que los chicos puedan realizar. Imaginate que debimos decidir en una hora la especialidad de la escuela, nos llamaron desde La Plata y vía telefónica el mensaje fue ése”. 

Nancy escuchaba a la directora y obviamente que al ser ella también docente y tener su carrera en Tecnicatura aún muy fresca se interesa por saber del tema. 

 El proyecto
 Al entrar Laura Del Valle, docente que se encontraba en una mesa de examen, Nancy le cuenta que “yo soy ceramista y hablando con LA VOZ DEL PUEBLO cuando vinieron a hacerme una nota y me comentaron que ustedes no tenían horno para cocer las piezas y yo me ofrecí para hacerles uno a leña. Ustedes tendrían que ver la fecha, el que lo hagamos con los chicos, si puede ser un fin de semana mejor. Esto por cuestiones que yo pido ayuda a gente amiga mía de Mar del Plata del Colectivo de Ceramistas”. Laura está intrigada por “¿qué recomendaciones, qué características tiene el horno? ¿Y dónde se puede construir?”. 

La duda es que todavía las horas de cerámica para la ESEA 1 no han salido y recién en marzo o abril estaría la vacante cubierta. Curiosamente una de las docentes -Alejandra Rial- es alumna de Nancy en Arcadia. Lo que para ella es muy bueno “porque yo la podría asesorar. Yo tengo la carrera muy fresquita, porque si bien hace doce años que finalicé la cursada hace poco que terminé de rendir los finales. Con Alejandra lo charlamos varias veces por inquietudes de ella sobre los modelos a utilizar, algunos disparadores diferentes para trabajar”. 

Este es un horno eléctrico para cerámica que la escuela no posee


Nancy le muestra a Laura y Marcela las fotos de un horno a leña y también la forma de construirlo porque “un horno eléctrico está alrededor de los $ 50.000 y el día que lo puedan tener hay que ver cómo realizar el mantenimiento. Yo ya estoy ducha en esto y para lo que me necesiten no tengo problemas… me llaman y estoy”, demostrando su compromiso. 

Luego les explica la forma de su construcción, el que esto se puede realizar con todo el grupo de alumnos para que vean la manera y además se involucren en ello ya que también se puede realizar en el patio de una casa con un costo bajo. Además de permitirles ser una fuente de ingresos por realizar y cocinar sus propias piezas. “

Este año nosotros construimos uno en una ruca mapuche de Neuquén y lo llevamos hasta 1020º, hasta para cocer esmalte sirve. Esto necesita ladrillo común de obra –unos 1000-, una placa refractante que es donde se apoyan las piezas para cocer, la parrilla de base, por supuesto que barro que se mezcla con pasto seco y por supuesto leña…”, dice Nancy recordando. 

El proyecto es más que ambicioso porque “lo lindo es que esto se pudiera transformar como en Rosario en un corredor de cerámica sobre esta avenida. Allá sobre los costados de la ruta han generado este espacio y venden de todo a los turistas”, señala Nancy Acosta en el final demostrando que buena gente no sólo se hace, generalmente se viene desde la misma cuna.

Ellos lo necesitan

Por Horacio Arbasetti 

Días atrás nos referíamos a lo que pasa en la Escuela Secundaria Especializada en Arte 1 del Barrio Los Ranchos y a la forma en la que los chicos de ese sector de Tres Arroyos quieren y lo demuestran a su barrio. Pero también vale la pena destacar que en nuestra ciudad hay personas de buena fe e íntegras de corazón.

 Una de ellas es Nancy Acosta, alguien que aunque no es tresarroyense sí tiene gran compromiso con lo social y fundamentalmente con los chicos. 

La generosidad de una persona va a hacer que los chicos de la ESEA 1 del Barrio Los Ranchos tengan, por ser la única escuela especializada en arte de la ciudad, su propio y primer horno


El no dudar ni un momento en decir “yo quiero ayudar… decime cómo y dónde es”. El además de hacerlo de palabra lo trasladó a hechos y el poner una fecha para la construcción de este horno, elemento fundamental para la escuela, porque sería como sí en una carpintería no hubiese martillo. El decir “uno de mis amigos hace aerófonos y estaría muy bueno que si lo organizamos para un fin de semana ellos vengan de Mar del Plata, hagamos el horno y les den diferentes talleres a los chicos” demuestra que se es buena gente. 

La primera etapa sería construir el horno, en el que colaboren en su realización tanto los alumnos, docentes y por supuesto Nancy Acosta y su grupo del Colectivo de Ceramistas de Mar del Plata. 

La fecha tentativa es en las primeras semanas de abril y el proyecto es darles una charla a los chicos, mostrarles el plano, explicarles la forma de construirlo, para que lo pueden hacer en su casa también. 

El proyecto ya está en marcha, la idea y la generosidad de una persona va a hacer que los chicos de la ESEA 1 del Barrio Los Ranchos tengan, por ser la única escuela especializada en arte de la ciudad, su propio y primer horno. Y como decía el padre Broilo en sus homilías “a ver tresarroyenses, vayan arremangándose para colaborar”…