116 años junto a cada tresarroyense

ST 13. 2°
Cielo cubierto

La Ciudad

Polémica

Sin licitar y en la albufera, instalan un parador en Reta

26|12|18 19:10 hs.

Hasta ayer así lucía Pachamama, sobre las orillas de la Albufera. Y así también se la promovía por internet Después de un largo año para que el Concejo Deliberante aprobara las nuevas concesiones de los balnearios de Claromecó, en Reta patearon el tablero. 


Duras discusiones se dieron en el legislativo para aprobar la licitación del ex Samoa, por ejemplo, para que las ofertas que se presenten estén de acuerdo a lo esperado en los pliegos que –entre otras cosas- exigen cambios amigables con el medio ambiente, pero sobre todo aplicando legalmente los procesos que corresponden, a través de una compulsa pública de precios.

Como un parador 
No son pocos los que en Reta observaron con mala cara que un parador sin que el municipio haya convocado a una licitación pública pueda ser instalado sobre la albufera, que además es un espacio protegido, y a la vista del todo el mundo en la localidad. 

Si bien no es la primera vez que el comerciante se desempeña en sus adyacencias con el servicio de food trukcs, esa situación que sólo era conocida por lugareños y turistas, trasciende ahora porque la instalación de Pachamama verdaderamente llama la atención. 

Hasta ayer al menos lucía instalado como un parador, pero sin baños públicos, ni electricidad. Pero con ese marco comenzó a competir con los paradores que sí están habilitados como corresponde. Así como muestra la imagen, su instalación está destinada a brindar servicios y a competir con paradores que sí atravesaron la instancia de la compulsa de precios, por un espacio a concesionar por 15 años. 

La apertura de Pachamama incluso habría activado el interés de la asociación de guardavidas ante la posibilidad de incluir en el parador a rescatistas.

Oficialmente 
La Voz del Pueblo buscó personalmente –y hasta por teléfono- la manera de aclarar en qué condiciones se estaría dando la oportunidad de la apertura para servicios de parador en ese especial sector de playa, con una apariencia irregular, para el nuevo prestador de servicios. 

Para ello se intentó tener la palabra del director municipal de Turismo, Juan Moizzi. Posteriormente las consultas se dirigieron al secretario de Producción, Carlos Bayúgar, y al presidente de la comisión de Turismo, el concejal del Movimiento Vecinal, Santiago Orfanó, quien prometió indagar entre las filas del gobierno municipal sobre el tema. 

Se supo 
La Voz del Pueblo pudo saber que el supuesto responsable de instalar el parador venía trabajando en temporadas anteriores con un permiso municipal, pero para un servicio de food trucks. 

Claramente tiene toda la apariencia de un parador, el que se pretende instalar para la temporada 2018/19. Y su responsable en las redes sociales ya ofrece –además de una vista privilegiada- licuados, rabas, tragos, bebidas frías en “calle 16 entre el arroyito y el mar”.