116 años junto a cada tresarroyense

ST 13. 1°
Lluvia ligera

La Ciudad

Sergio Martínez, coordinador nacional del MIJD

“El país está en riesgo”

27|12|18 10:26 hs.

Unas horas después de que el líder del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD) Raúl Castells fuera liberado, tras permanecer unos días detenido por la supuesta toma de una dependencia pública en Tres Isletas, Chaco, un grupo de militantes de su espacio se acercó a la redacción de La Voz del Pueblo para contar cómo se sucedieron esos hechos y para visibilizar el cuadro de situación social que atraviesa nuestra ciudaD, que “es desesperante”, según las palabras de Sergio Martínez, coordinador nacional del MIJD. 


En relación a la movilización que provocó la detención de Castells, Martínez contó que se trató de un reclamo por las elevadas tarifas de luz que llegaron a algunos barrios carenciados de esa localidad chaqueña, “algunas de más de $20.000, para gente que no tiene para comprar comida”. Además, informó que la protesta incluyó la falta de reparto de alimentos para celíacos, “que el Gobierno tenía guardados para repartirlos en épocas de elecciones”. En ese contexto, ingresaron a las dependencias públicas y repartieron los alimentos para los celíacos, además de incendiar las boletas de luz, razón que motivó la detención de Raúl Castells por “daño, amenazas, hurto e instigación a delinquir”. 

"El miércoles 26 nos entregan un informe acerca de cómo está el proyecto de ordenanza sobre las viviendas que vamos a hacer acá en Tres Arroyos. Si nos vuelven a decir que no tuvieron tiempo, que se olvidaron, vamos a acampar en la plaza San Martín"


Panorama nacional 
Respecto al momento económico y social que atraviesa el país, el dirigente señaló que “el cuadro de situación que tenemos nos moviliza más que nunca porque el país está en riesgo, de hecho el riesgo país nunca había llegado a tanto. El grueso de la gente no le da mucha importancia, pero eso implica un daño superior al que se le hace al país el pago de intereses de las diferentes deudas que han contraído estos Gobiernos. Y lo que nos preocupa aún más es que los que dicen que nos van a salvar son los mismos que nos llevaron a esta situación, me refiero al peronismo en toda su expresión”, señaló.

Desde ese espacio y a nivel nacional, el método para combatir esta situación, además de las movilizaciones, es la visibilización en medios de comunicación. “Sabemos que gracias a las redes sociales cada noticia tiene repercusión mundial. Así actúa el sistema actual que tenemos en la Argentina con los luchadores sociales. Se nos ríen en la cara, buscan nuestra reacción para hacernos parecer antipáticos ante los ojos de la sociedad, cuando es ese sistema el que ´se la lleva en pala´. Y le hacen creer a la opinión pública que nosotros somos los culpables. Nuestra mirada política va en contrapelo de lo que es el sistema. Porque cada cuatro años cambiamos el tirano y el país sigue sin rumbo. Acabo de cumplir 60 años y siempre fue cuesta arriba para el laburante”, aseguró.


Sergio Martínez (sentado a la izquierda) en el diario junto a un grupo de militantes: Stella Maris Azmat, la coordinadora de Tres Arroyos y la Sexta Sección Lucrecia Martínez, Natalia Torres y Miguel Angel Serra.


La situación local
“Lo que está pasando en el país es demasiado duro, incluyendo a Tres Arroyos, donde tienen un cuadro de situación desesperante en el sector social”, continuó su relato Martínez. Si bien resaltó el buen diálogo y disposición que encuentran en Marcelo León, asegura que no pasa lo mismo con los concejales, que dilatan el tratamiento del proyecto de ordenanza que les permita iniciar la construcción de viviendas gestionadas desde su espacio.

“Quisimos tener una reunión con la gente de la Comisión de Tierras. Nos dijeron que el miércoles 26 nos entregan un informe acerca de cómo está el proyecto de ordenanza sobre las viviendas que vamos a hacer acá en Tres Arroyos. Si nos vuelven a decir que no tuvieron tiempo, que se olvidaron, vamos a acampar en la plaza San Martín, ya lo tenemos decidido. Lo que pedimos es que se sienten 20 minutos a hacer el proyecto de ordenanza”, cuenta Martínez. 

Al respecto, asegura que no se trata solo de meter presión para encontrar respuestas, sino que apelan al sentido común de los funcionarios. “El tema de las viviendas afecta mucho, en estos momentos en los que la plata no alcanza, porque mientras tanto la gente alquila y eso afecta su economía y la alimentación de los chicos. Y eso tiene un efecto a largo plazo, cuando el chico no se alimenta bien no va a tener las mismas posibilidades de quienes tuvieron una buena alimentación en su niñez. Y si no tenemos un ratito para tratar un proyecto de ordenanza que resuelva eso, es que no tenemos corazón”.