Interés General

Lo buscaban desde ayer

Encontraron a Kimey y por su desaparición detuvieron a un hombre de 38 años

27|12|18 19:27 hs.

El nene de 3 años que era intensamente buscado desde ayer por sus familiares y por la Policía en la localidad de San Francisco Solano, partido bonaerense de Quilmes, apareció esta tarde en la casa de un vecino, y por el hecho fue detenido un hombre. Kimey Dominic Ferreyra de Moraiz fue rescatado por un joven del barrio que reconoció en las imágenes de la cámara a quien lo llevaba cargado.


"Mi hijo vio dos videos. El primero se veía muy borroso, pero por la renguera dijo es el rengo que vive acá enfrente. Después vio otro y vino convencido de que era él y le pidió al dueño de casa que abra el portón. Entró y salió con el nene en brazos", contó la madre del rescatista. 

Fuentes policiales indicaron que el pequeño se encuentra sano y salvo y por el caso los efectivos de la fuerza detuvieron a la persona que se lo había llevado y luego mantuvo retenido en su casa, un sujeto de 38 años. En tanto, el pequeño fue trasladado a la comisaría Quilmes 4°, donde fue atendido por personal del Servicio Local de Promoción de Derechos de Niños Niñas y Adolescentes de la Municipalidad. 

Además, se le realizarán controles de rigor y, por protocolo, será revisado por personal del Cuerpo Médico policial y del Gabinete Psicotécnico y Niñez, para descartar posibles abusos.

El hallazgo 
Los vecinos detallaron que el chico estaba "encerrado en una pieza" en el fondo de una vivienda. "El nene estaba bien. Tenía mucha sed, pero no tenía nada", detallaron. Minutos después del hallazgo el niño fue entregado a su madre. En tanto, el hombre que aparecía en las cámaras (de nacionalidad paraguaya) fue detenido por la Policía mientras los vecinos lo insultaban fuertemente. 

Luego, la vivienda donde se desarrollaron los hechos fue apedreada. "Muchos de los vecinos lo reconocieron por los videos que se divulgaron en todas las redes", detalló otro testigo. Kimey había sido visto por última vez ayer a las 18.30 horas cuando era cuidado por un adolescente de 16 años. 

Su madre dijo que dejó a su hijo a cargo de "un amigo" mientras iba al gimnasio y luego a visitar a una amiga, pero que cuando estaba allí el menor que lo cuidaba le envió un mensaje avisándole que había desaparecido cuando se distrajo jugando a los videojuegos. 

El chico era buscado en un fuerte operativo policial del que participaban más de 200 efectivos de la departamental de Quilmes, el comando de patrullas, la división científica y la policía local, con el apoyo de la división canes. 

El caso está a cargo de la Fiscalía N° 1 de Quilmes. (DIB) MT/MCH/JG