116 años junto a cada tresarroyense

ST 15. 0°
Lluvia ligera

Interés General

Casación estableció que no es lesa humanidad

Rechazan reabrir el caso del crimen de Larraburu

28|12|18 10:15 hs.

La Sala II de Casación confirmó un fallo previo de la Cámara Federal de Rosario, que había considerado inadmisible que se considere el asesinato del coronel Argentino del Valle Larrabure como crimen de lesa humanidad. Lo hizo al rechazar un recurso que buscaba reabrir la investigación.


Larrabure fue secuestrado por el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) en 1974 y apareció muerto al año siguiente. El archivo de la causa fue rubricado con los votos de los jueces Alejandro Slokar, Angela Ledesma y Guillermo Yacobucci. El 10 de agosto de 1974, un comando de militantes del grupo armado tomaron la Fábrica Militar de Pólvora y Explosivos de Villa María, Córdoba, y como parte del operativo secuestraron al subdirector del establecimiento, el ingeniero químico y mayor del Ejército Larrabure. Su cadáver apareció 372 días después, en un zanjón de Rosario. 

La querella planteó que el coronel fue torturado y finalmente asesinado por sus captores. En la argumentación del fallo, los jueces señalaron que “no corresponde aplicar” a los hechos relatados “las categorías de los crímenes de lesa humanidad y de los crímenes de guerra” como solicitaba el representante legal de la familia de Larrabure. 

“Pese a su empeño, la querella no ha logrado acreditar hasta el momento la colaboración, apoyo o tolerancia por parte del Estado con el accionar de la organización ERP, lo que obsta a que los hechos sean declarados imprescriptibles”, sostuvieron en uno de los párrafos el fallo.

También rechazaron el pedido de la querella para que se cite a indagatoria en calidad de imputado por el secuestro y homicidio del militar al miembro del ERP Juan Arnol Kremer, para que brinde su testimonio.

Postura de Hijos 
La agrupación Hijos expresó que “pese al disciplinamiento que pretende el Poder Ejecutivo, sigue habiendo jueces que fallan conforme a la Constitución y a la vigencia de los tratados de derechos humanos”. También sostuvo que “siempre supimos que todos los argumentos legales estaban y están de nuestro lado. Ahora, las distintas esferas judiciales lo están confirmando”.  

“Arbitrario” 
Luego del fallo de la instancia anterior, en la Cámara Federal, el representante legal de la familia, Javier Vigo Leguizamón, había indicado a este diario que “vamos a interponer un recurso en Casación. El fallo es gravemente arbitrario tanto normativa como fácticamente”. 

Puntualizó que “fácticamente porque malinterpreta subjetivamente el contexto histórico en que ocurrieron los hechos. Prescindiendo de pruebas importantes en la causa que replicaban el apoyo estatal, la manera en que los estamentos del Estado habían sido gravemente infiltrados”. 

En este sentido, observó que “la realidad fáctica e histórica no es adecuadamente valorada, ni tampoco toda la prueba que se ha reunido en la causa”. 

Casación mantuvo el criterio de las instancias inferiores, por lo cual la instancia posible es recurrir a la Corte Suprema. Por entonces, había anticipado que “si el juez no nos da la razón iremos a la Corte y finalmente otra instancia es la Comisión Interamericana”.