116 años junto a cada tresarroyense

ST 15. 0°
Lluvia ligera

Sociales

Un hijo del Hospital

La vocación que lo bajó del silo y lo subió a la enfermería

30|12|18 20:10 hs.

“Un docente siempre nos decía que profesional se hace, pero las buenas personas nacen”, resume Jorge Dasseville una de las premisas que marcó el rumbo de su profesión. 


Su mamá Nora Elba Rodríguez fue una de las empleadas municipales de mayor antigüedad, se jubiló con 46 años de servicio, era mucama y después fue telefonista. Su vida trascurrió entre las paredes del Hospital Pirovano, experiencia de la que formaron parte sus cuatro hijos Laura, Jorge, Marcelo y Adriana, “todos criados por ella solita, mi viejita”, describe Jorge.

“En mi caso mamé el ámbito de salud desde la primera infancia”, expresa Jorge que relata su historia en pocas y profundas palabras. “Nuestra familia era muy humilde y en la época de los militares -por cuestiones familiares- mi mamá nos llevaba con ella al Hospital y dormíamos ahí, fui de los tantos chicos “hijos del hospital”, manifiesta el licenciado. La experiencia la compartió con su hermano Marcelo con quien dormía sobre alguna vitrina de administración y desayunaban con lo que preparaba “Don Mazzitelli”. 

Jorge conoce muy bien la historia del Hospital y mientras la recuerda su voz se corta, se quiebra y como puede, dice: “Mi mayor satisfacción es haber podido cuidar a la gente que me cuidó a mí”. 

Para el enfermero su función y su rol tienen como meta devolver algo de lo que la gente le dio. “Mi vieja está tan orgullosa de mí como yo de ella”, afirma. Y agrega: “Mi hermana Laura fue mi segunda mamá y eso siempre es un placer para mí”.

Jorge conoce muy bien la historia del Hospital y mientras la recuerda su voz se corta, se quiebra y como puede, dice: “Mi mayor satisfacción es haber podido cuidar a la gente que me cuidó a mí”


La vocación
Recién llegado del Servicio Militar, Jorge trabajaba haciendo silos flotantes en la ex fábrica Vizzolini -su oficio era el de chapista pintor- hasta que un lunes lo llamó su mamá a la metalúrgica en la que se desempeñaba y le dijo: “Se abre el curso de auxiliares, ¡venite ya!”. El enfermero se confiesa muy creyente y de formación salesiana, algo que lo marcó y lo apuntó para tomar la decisión de su vida. “Una mañana estaba a 30 metros de altura armando un silo y cuatro horas después rendía el examen de ingreso a la carrera de Enfermería de la que tengo el orgullo decir que Isabel Di Rado fue mi principal formadora”. 

La mamá de Jorge vio en él la capacidad para ayudar y servir al otro, algo que hizo desde muy chico cuando peregrinaba en busca de plata y comida para ayudar en los comedores. 



A partir de este nuevo año Jorge será el supervisor de las salas y tratará de replicar las acciones exitosas de Villa Italia en otros barrios, una impronta que Jorge construye desde hace 11 años.

“Mi bandera política es la de la enfermería. Por eso no hay nada que me ate, sólo quiero hacer las cosas bien, obedecer y ayudar al otro”.  

                   **********************************************************

La lucha por el Colegio de Enfermería
En el mes de junio un grupo importante de enfermeros de Tres Arroyos y de la provincia de Buenos Aires comenzó a trabajar en pos de un objetivo: la presentación del proyecto de ley en la Cámara de Senadores, tarea que resultó altamente movilizadora y de aprendizaje porque hubo que manifestarse y demostrar que las intenciones sólo tenían que ver con la profesión. 


Jorge junto a su esposa María José Alvarez y sus dos hijos


Se logró unir a la enfermería provincial con un nivel de información constante especialmente para el Distrito 1 -según lo dispone el Pro Colegio- que abarca los municipios de la Región Sur. 

Tanto es así que esta zona fue la primera en lograr la adhesión de todas las Municipalidades que la componen. “No hay gremios ni partidos políticos de por medio, todo es a fuerza de voluntad de cada uno de los enfermeros que aportamos nuestro tiempo y dinero para lograr unificar criterios y demostrar a los detractores del Colegio de Enfermería que es una intención del colectivo de enfermeros lograrlo”, explica Jorge. 

En la provincia los enfermeros pueden ingresar a la Carrera Profesional por decreto municipal como en Bahía Blanca. En Tres Arroyos los enfermeros piden que se unifiquen criterios y que -como dice la ley del ejercicio de la enfermería- puedan ser formadores y contralores de los propios pares, “para jerarquizar la profesión”, expresa el licenciado La ley de profesionalización y el Colegio no deja afuera a ninguno de los niveles de la enfermería. 

El proyecto presentado por la Comisión Pro Colegio de Enfermería de Bahía Blanca incluye los niveles profesionales -licenciados y técnicos- y el de los auxiliares de enfermería. “El año fue muy positivo porque se logró poner en carpeta lo que es enfermería”, manifiesta Jorge. 

En Tres Arroyos 
El licenciado Dasseville considera que en el aspecto formativo en nuestra ciudad el Municipio ha hecho “punta en formar a cuadros en enfermería tanto en la licenciatura como en las tecnicaturas”. Jorge empezó en la antigua escuela de enfermería como auxiliar, luego técnico y después licenciado -título que recibió en el CRESTA- siendo el primer grupo en graduarse luego de la apertura de esa casa de estudios. En cuanto al reconocimiento, Jorge hace foco en el aspecto económico, “el emocional lo recibimos siempre de la gente para los que somos sus referentes”. 

Explica que si se aprueba la Ley de Colegios no se necesitaría ordenanza para que los enfermeros sean reconocidos en cargos jerárquicos. Actualmente no tienen la posibilidad de acceso a altos puestos salvo por decreto, “la excepción que tenemos en Tres Arroyos es el caso de Mabel Elías cuyo nombramiento se hizo de ese modo”. 

El objetivo es regular la profesión además de observar con preocupación acciones que Dasseville calificó como “intrusismo profesional” generados por algunos cursos o carreras auxiliares. “El hecho de cuidar es inherente a la ciencia de la enfermería como profesión. El médico cura con su ciencia y el enfermero cuida”. 

Proyectos 
Los profesionales en enfermería trabajan para conformar la Asociación de Enfermería y Estudiantes de Enfermería del Sur que estaría conformada por los 14 municipios de la Región Sanitaria 1. Actualmente el proceso está en conformación de las bases legales. 

“El Colegio ayudaría mucho en controlar la matrícula, conocer cuántos enfermeros hay, algunos como yo tenemos las dos matrículas la auxiliar y la profesional. El Colegio mejora las currículas para adaptar el nuevo conocimiento a la realidad, en lo que hay que tener control, en lo tecnológico, especialmente en lo humano, siendo el enfermero el que está las 24 horas con el paciente. Los enfermeros estamos en el nacimiento, en la muerte y después también”, subrayó Jorge.

En el Distrito 1 hay 14 municipios, todos ya adhirieron al proyecto de ley del Colegio Público de Enfermería provincial presentado en el Senado bonaerense. Se oponen a la sanción de la misma Sindicatos como FATSA y Salud Pública por razones relacionadas a intereses personales y económicos. 

La licenciada Carina Pardiñas y Jorge Dasseville son los referentes de COEPBA (Comisión de Enfermería Pro Colegio de la Provincia de Buenos Aires) para la región y miembros referentes del Distrito 1, Pro Colegio.