La Ciudad

Entrevista

Gregorio Badeni dio su mirada constitucionalista

02|01|19 16:15 hs.

El constitucionalista Gregorio Badeni recibió a este diario en su casa de descanso de Claromecó y brindó sus aportes jurídicos y legales en torno a la potencial Reforma Electoral en la provincia de Buenos Aires.


- Si lo dispone la Comisión Bicameral, ¿Cuál sería el marco legal para que se haga posible el adelantamiento de las elecciones en la provincia de Buenos Aires? 
 - La Constitución Nacional no establece en sus disposiciones que las elecciones, en sus distintos cargos gubernamentales, tengan que ser simultáneas o no. No se refiere al tema, con lo cual está delegando en el legislador la reglamentación. En el orden provincial, otro tanto acontece con lo que dispone una Constitución Provincial. Si establece que las elecciones deben ser simultáneas, así tendrá que ser. Sino, perfectamente pueden ser separadas de las elecciones nacionales. No hay ningún reparo de índole constitucional o jurídico. Si la Legislatura de la provincia de Buenos Aires decide que las elecciones provinciales se separen de las nacionales, esa determinación es totalmente válida. Los municipios, en tanto, tienen la potestad de fijar elecciones separadas de las provinciales. 

Recordemos que, de acuerdo a la reforma constitucional de 1994, los municipios tienen una autonomía no absoluta pero, en cierta forma, derivada de lo que establezca la legislación provincial. De modo que, si por la carta orgánica de un municipio, esa entidad fije una fecha electoral diferente a la que determine la provincia, y no medie un veto provincial, la Municipalidad lo puede hacer perfectamente. Es una entidad autónoma. Antes de la reforma constitucional de 1994 no se podía hacer. Ahora, sí.  

- Está el antecedente de 2009 en la provincia de Buenos Aires pero en la práctica que se ha dado, por lo general, es que las elecciones sean unificadas… 
- Así es. Normalmente ha ocurrido eso cuando uno advierte que en una elección nacional, la provincial queda supeditada al resultado de la primera -la nacional-. Y la fuerza gobernante es la que gravita sobre la elección nacional. Pero pueden ocurrir casos en los que esa gravitación sea relativa y a la fuerza provincial le convenga separar el curso de las elecciones. Pero lo que la dirigencia política nunca ha hecho hasta ahora es preguntarle al ciudadano común qué es lo que quiere, y si está dispuesto a esto. 

El ciudadano lo que pregunta es: “¿Cuánto cuestan las elecciones?”. Esa es la reacción primaria que se va a dar en la población. En nuestra tradición política, las elecciones separadas son una gran excepción a la regla general. Hablamos de ahora, de hace 40 años atrás y de la década del 30. Siempre las elecciones se hicieron conjuntamente. será parte del debate, en cuyo marco se analizará la factibilidad jurídica y operativa de desdoblamiento la idea del adelantamiento en las fechas de las elecciones en la Provincia de Buenos Aires y también en los municipios.