116 años junto a cada tresarroyense

ST 20. 3°
Despejado

Policiales

.

Daños y menores golpeados en otra batalla de Coca Boneiro con sus vecinos

05|01|19 11:07 hs.

La convivencia de Stella Maris “Coca” Boneiro con sus vecinos continúa siendo muy conflictiva. Ayer, en un nuevo episodio de violencia, sus tres hijos resultaron con distintos golpes después que, según denunció, un grupo de vecinos con los que mantiene una larga disputa, le embistió una camioneta EcoSport de su propiedad, cuando el vehículo se hallaba estacionado en la entrada para autos de la casa de su hermana, en el barrio Fonavi. 


De acuerdo a lo manifestado por Boneiro a LA VOZ DEL PUEBLO, el episodio tuvo lugar delante de tres policías que habían acudido al lugar después de un llamado inicial, tras el primer ataque. 

“Alrededor de las 6, venía a visitar a mi hermana (en Sargento Cabral al 1000) y, cuando me voy a de ahí, pasó por lo de una señora a aclarar unos asuntos, cuyo hijo frecuenta la casa de la vecina que tengo en la calle Mendoza al 700 y nos llena el techo de piedras”. En ese sentido, Coca aclaró que por entonces ya había sufrido daños en su camioneta e incluso llegaron a golpear a los chicos en la cabeza. 

“Si bien no hice la denuncia, le dije a la policía lo que había pasado, mientras que esta vecina, como toma mucho alcohol, me amenaza por haberla denunciado”, agregó. 

Al respecto, Boneiro subrayó que la colocación de una cámara de seguridad en la esquina de su casa, en la calle Mendoza al 700, había controlado los ánimos y, tal vez por eso, la guerra ayer se trasladó al barrio Fonavi, “desde que tenemos una cámara en la esquina de casa, (la vecina) ya no puede hacer lo que quiere. Entonces, cuando salí con mis tres hijos en la camioneta rumbo a la casa de mi hermana, me siguió y me atropelló sobre el lado izquierdo. Llamo a la policía y les digo que esta mujer tiene restricción con la casa de mi hermana. Cuando llegó la policía, ella se resistió y no se la pudieron llevar detenida”. En medio de esos incidentes, y según el relato de Boneiro, se produjo el ataque más grave y peligroso de la víspera, “estábamos con la policía acá (por el Fonavi) y viene Juan y Fabi Rodríguez, dos hermanos de ella, en un camión y le pegan a la camioneta”. 

Tal como denunció Coca, en esa maniobra habrían sufrido lesiones sus hijos, “a uno me lo aplasta cuando le pega a la camioneta y la arrastra”. 

Tras eso, la policía inició una persecución de los supuestos agresores, quienes aparentemente se refugiaron en su domicilio, donde tal como lo establece la ley, los efectivos no pueden entrar a buscarlos sin orden de allanamiento, “entonces se van sin llevárselo detenido. Mientras que a esta mujer que estaba acá mientras pasaba todo eso, nadie la hace nada, ni tampoco se preocupan por la integridad de mi hijo de 6 años que quedó aplastado detrás de la camioneta”.  

Lesiones y venganza 
Según informó Coca Boneiro, los chicos que ayer fueron alcanzados por la agresión, son dos nenas de 2 y 8 años y un nene de 6 que se hallaban jugando junto a la camioneta chocada. 

“Ahora tengo que llevarlos nuevamente al hospital para que los vuelvan a revisar”, dijo Coca, antes de lanzar una advertencia a los vecinos con los que hace años mantiene un enfrentamiento con episodios cada vez más violentos, “nosotros vamos a tomar cartas en el asunto. Esto va a ser una batalla campal porque tocaron a tres menores y siempre queda todo en la nada. Miedo a esta familia, como otras familias le tienen, no les tenemos”. 

El último de los conflictos entre Coca Boneiro y la familia Rodríguez, en este caso, en el barrio Solidaridad 2, había trascendido el pasado 12 de agosto. En aquella oportunidad, una serie de denuncias cruzadas llevó el enfrentamiento a conocimiento de la opinión pública local. Ayer por la tarde, un nuevo choque de las familias, en este caso, mucho más violento que en sus antecedentes, tuvo lugar en otro barrio de nuestra ciudad, donde la misma difícil convivencia volvió a manifestarse.