La Ciudad

Sigue buscando una casa

Conflicto vecinal: María hizo una denuncia que no puede leer

10|01|19 09:27 hs.

María de los Ángeles Martín está dando vueltas por varias dependencias municipales desde hace cuatro días. Un conflicto con sus vecinos motivado por sus perros y por la aversión que las personas que la hostigan sienten hacia uno de sus hijos -según relató la mujer a LA VOZ DEL PUEBLO- tuvo como consecuencia que el dueño de la casa que alquila le pida que deje la vivienda, algo que la propia María de los Angeles quiere hacer tras las amenazas de su vecino. 


Durante la mañana de ayer la mujer volvió a Desarrollo Social para solicitar ayuda y allí las trabajadoras sociales la ayudaron y le recomendaron hacer una denuncia sobre las amenazas. “Las chicas me tratan muy bien y me mandaron en una camioneta municipal hacia ese lugar cerca a la Escuela 5, algo de Inspección General por el corralón municipal, ahora se hacen ahí las denuncias. Me atendió una señora rubia que me tomó la denuncia”. La comunicación con la mujer fue telefónica, situación que reveló otra realidad a tener en cuenta.

Denuncia 
Este diario le solicitó a María de los Angeles mayores explicaciones sobre el escrito al que llamó “denuncia” y ante el pedido la mujer expresó que no sabía leer ni escribir, por lo que pidió que alguien fuera a su casa para poder enterarse lo que decía allí. Luego, en la Secretaría de Seguridad alguien le llamó un remis que la regresó a su casa. “Firmé y es como un bono para que no tenga que pagar yo”, contó.  

Tras la publicación 
María de los Angeles explicó que “el lunes a la noche se me vino todo el lío y vino el patrón a ver qué pasaba porque todos los días mandaban un móvil diciendo que molestábamos”.

La mujer relató que adelante del dueño de la casa los vecinos la insultaron y le dijeron “barbaridades”. Dijo además que no tiene donde estar y por eso pidió públicamente ayuda para conseguir una casa para vivir. “Yo le comenté al dueño de la casa qué pasaba y estaba muy enojado porque me decía que alguna causa tenía que haber para esa situación. Creo que tiene problemas con mi hijo también y le molesta todo de nosotros”. 

Manifestó que se siente muy mal, que necesita trabajar, se dedica a cuidar abuelos, a limpiar casas y que toda la situación le hizo muy mal. “Tengo una denuncia para tener seguridad y que la vecina no me siga molestando, acá tengo el sello de quien me tomó la denuncia pero como no sé leer ni escribir y estoy sola no puedo decirte quién me atendió”. 

También expresó que las trabajadoras sociales le están buscando una casa para que ella pueda trasladarse y dejar de tener problemas y quejas de sus vecinos por sus perros y por sus hijos.