Opinión

Escribe Cristian Frers

Formas de proteger el ambiente

10|01|19 18:49 hs.

La importancia del ambiente es hoy en día innegable y esto tiene que ver con el abuso y el desgaste que el ser humano genera de manera cada vez más notoria sobre los complejos fenómenos naturales, provocando alteraciones al medio ambiente que afectan no sólo a otros seres vivos sino también a sí mismo. 


Si bien el concepto de medio ambiente es repetido con frecuencia a nivel individual y de los grandes medios de comunicación, su real importancia se ha puesto de manifiesto en los últimos tiempos, fruto de la mayor conciencia y de las consecuencias de la destrucción del entorno provocada por efectos no deseados del progreso industrial y económico. 

Un niño muere cada 15 segundos debido a enfermedades que se pueden atribuir al agua contaminada, el saneamiento deplorable y una higiene deficiente. El agua contaminada propaga enfermedades como el cólera y la diarrea infantil, que matan a 5 millones de personas todos los años, especialmente niños y niñas. Más de la mitad de los habitantes de África sufren estas enfermedades relacionadas con el agua. Además, la mala salud perjudica el potencial de aprendizaje de la infancia. 

Por ejemplo, 400 millones de niños y niñas en edad escolar contraen todos los años infecciones con parásitos intestinales que deterioran sus capacidades cognoscitivas. No se trata de que no haya agua suficiente. Lo que falta es el compromiso de los gobiernos, la tecnología para asegurar un buen abastecimiento de agua y saneamiento, y el dinero para poner en marcha los programas relacionados con ella. 

Para evitar la contaminación de lagos, lagunas, riachos y ríos se deberían utilizar para sanearlos de aguas grises y aguas servidas los humedales artificiales porque estos humedales son zonas construidas por el hombre en las que, de forma controlada, se reproducen mecanismos de eliminación de contaminantes presentes en aguas residuales. 



En la actualidad, en muchos pueblos, las plantas de tratamiento ya no cumplen sus objetivos por obsolescencia y/o por mayor carga debido a la actividad industrial. El construir nuevas plantas de depuración o el conectarse plantas lejanas ya existentes implica un elevado coste, con lo que conectar las antiguas plantas con humedales artificiales puede ser una alternativa económica y ecológicamente aceptable, ya que este tipo de sistemas son de construcción fácil, bajo costo, mantenimiento reducido y con una depuración confiable, incluso cuando hay altas variaciones en el caudal. 

Hoy por hoy, el tema del reciclaje ha sido uno de los más comentados, pues ha despertado la conciencia de muchas personas. Para el público en general, reciclar es el proceso mediante el cual productos de desecho son nuevamente utilizados. 

El reciclaje es un proceso que tiene por objeto la recuperación, de forma directa o indirecta de materiales de desperdicio, los cuales son recolectados y transformados en nuevos materiales que pueden ser utilizados o vendidos como nuevos o como materia prima. El reciclaje se trata de un proceso fisicoquímico o mecánico que consiste en someter a una materia o un producto ya utilizado a un ciclo de tratamiento total o parcial, el cual se comprende de diversos procesos o etapas. Las plantas de reciclaje constituyen un elemento demostrativo y un ejemplo de recuperación de productos de la basura. 

Estos dos problemas, los he comentado y los he planteado en Carmen de Areco – Provincia de Buenos Aires pero debido a una falta de política ambiental en el municipio de la localidad, no se le ha dado importancia ni se ha buscado una solución a las problemáticas planteadas. 

La protección del ambiente no es más que mantener la visión de un entorno lo menos contaminado posible, teniendo en cuenta todas las medidas y propuestas que se deben hacer para conservar la vida humana, así como la vida de la flora y la fauna, pues la protección abarca a todo lo que nos rodea desde el clima, hasta las plantas, los animales e incluso los aspectos socioculturales que son parte de nuestro ambiente. 

Cristian Frers – Técnico Superior en Gestión Ambiental y Técnico Superior en Comunicación Social (Periodista).