116 años junto a cada tresarroyense

ST 10. 6°
Cielo cubierto

La Ciudad

Chatarra en el barrio El Ciclista

Sin cambios, pese a un reclamo reiterado

13|01|19 12:45 hs.

Los vecinos del Barrio El Ciclista hace meses que padecen una situación que LA VOZ DEL PUEBLO dio a conocer en reiteradas oportunidades. Si bien hubo alguna respuesta de parte del municipio mientras estaba a cargo de la cartera de Seguridad, Werner Nickel, la cuestión no pasó de informarle al chatarrero que debía retirar los escombros y basura del lugar. “Hipólito Yrigoyen al 1700, no es un basural, sin embargo es otro caso de uno a cielo abierto”, le dicen a este diario Juan Fjellerup, Pedro Ezequiel Cardoso, María Alejandra Salaberry, Nancy Kessy, Juan Fermín Otaegui, Eliana López y Daniel Piñero.


Los vecinos continúan su relato con decepción. “A tan solo 15 cuadras del centro, todos los días convivimos con la impotencia de no poder hacer nada, tan solo ver como día tras día, una persona que habita sobre la calle Fangio del 100 al 200 (entre Hipólito Yrigoyen y Betolaza) acumula y acumula basura aduciendo que es su fuente laboral”, señalan. 

Asimismo quienes toman la voz de otros habitantes del lugar, cuestionan: “Claro está que poco le importa infringir leyes y ordenanzas municipales, claro está también que tanto desde el intendente como los funcionarios municipales poco les importa la situación de quienes habitan sobre dichas calles (Hipólito Yrigoyen y Fangio). El mejor ejemplo es el hecho de jamás haberse acercado a dialogar con los vecinos, si total lo que nos ocurre lejos esta del radio de sus casas”.


Vecinos dialogaron con este diario y reiteraron su malestar por la acumulación de gran cantidad de chatarra en una calle del barrio


Los chicos 
Mencionan cuál es “la impotencia mayor”. En este sentido, dicen con indignación que “no es el hecho de tener que brindarles nuestros impuestos a funcionarios totalmente incompetentes, no es el hecho de que como tontos ante la menor infracción debamos comparecer ante la ley, y que este tipo de personas con su mente fría puedan habitar sobre la faz de esta tierra sin pensar el daño que le ocasionan, no sólo a quienes habitan sobre las calles aledañas, sino también a sus hijos que conviven dentro de la basura”. 

Cuando se realizó la nota y en otras oportunidades que este diario circuló por las calles mencionadas observó a pequeños, menores de edad –algunas veces hasta sin ropa- subiendo y bajando de las pilas de chatarra, conviviendo con los restos de animales muertos y mugre que circunda la propia casa del chatarrero. 

“La mayor impotencia es tener que alimentar a los roedores intrusos -continúa un vecino de El Ciclista- y que, aunque los combatamos día a día en nuestras casas se sigan propagando como la plaga que son. Tal vez nosotros lo podemos ‘soportar’ -por así decirlo- durante un cierto lapso de tiempo, pero cuando conviven con nuestros hijos, pasa a cuestiones mayores”.  

Todo el año 
Los vecinos indican que recurren a este diario como última opción y sostienen que anteriormente lo hicieron -como corresponde. en muchas oficinas municipales, pero la desesperación y la falta de respuesta los lleva a expresar que “lo que describimos sucede hace un año calendario, es decir 365 días y ante los reclamos hechos en la Municipalidad y ya dando cuenta de que ni siquiera una demanda a la comuna es suficiente, los invitamos al intendente y/o funcionarios municipales a que se acerquen, viendo que es imposible en las dependencias que corresponde acercarse a ser escuchado cuando uno tiene un problema de este tipo”. 

Manifiestan que “los invitamos a dialogar con los vecinos, porque analizando las noticias día a día nos damos cuenta de que en un sinnúmero de ocasiones se ocupan de muchas pequeñeces. No les demandaría más que 10 minutos, y así demostrar que se ocupan de los habitantes de Tres Arroyos y de quienes infringen la ley”, finalizan a la espera de una pronta respuesta.