Interés General

Presentó proyecto en Diputados

Garate contra el incremento de $180 a $275 para operativos policiales en clubes barriales

14|01|19 19:22 hs.

Nuevamente en la Provincia se incrementó en el costo de los operativos policiales que se exige a las instituciones al momento de realizar encuentros deportivos, elevando el valor de la hora adicional de policía, de $180 a $275. 


En tal sentido, el Diputado Pablo Garate solicitó al Gobierno Ejecutivo -mediante un proyecto presentado en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires- dejar sin efecto esta medida para los Clubes de Barrio y para las Organizaciones Civiles sin fines de lucro.

Solicitó que  las convoque para establecer de manera conjunta aranceles que resulten accesibles para instituciones de este tipo ,y sea la provincia quien compense la diferencia económica con los aranceles previstos para los servicios de Policía Adicional en los espectáculos públicos que organicen, ya que por la tarea social que realizan requieren un mayor compromiso de acompañamiento por para del Estado. 

Asimismo, el diputado Garate elevó un pedido escrito a Cristian Ritondo, Ministro de Seguridad de la Provincia, solicitando se retroceda con la medida. 

Sin razonabilidad
El legislador tresarroyense sostuvo que “Lo dispuesto por el Ministerio de Seguridad no tiene razonabilidad alguna, ya lo hemos planteado el año pasado tras un aumento y este año vuelve a repetirse; esta decisión no contempla la realidad de las instituciones y no discrimina a los grandes clubes de futbol de primera división frente a los pequeños clubes de barrio. Tampoco tiene en cuenta el golpe que vienen sufriendo estos últimos frente al aumento de las tarifas ni el aumento de la morosidad en el pago de las cuotas de socios debido a las dificultades económicas que atraviesan las familias.” 

De la misma manera expresó, “no estamos en contra de que los policías cobren más por la importante tarea que realizan, pero le pedimos al gobierno que diferencie a las pequeñas instituciones, a las que les es imposible hacer frente a esos aumentos, más aún, teniendo en cuenta que, en la amplia mayoría de los casos, los encuentros deportivos en los que participan este tipo de instituciones se desarrollan con total normalidad sin ningún tipo de incidente.” 

Garate remarcó que “se trata de la decisión de un gobierno que al igual que en la esfera nacional gobierna de espaldas a la realidad de los habitantes. No consideran la problemática por la que atraviesa la gente y en este caso están llevando a las instituciones que día a día contienen a los jóvenes y los acercan al deporte a una situación de extrema dificultad que difícilmente puedan afrontar.”