116 años junto a cada tresarroyense

ST 12. 8°
Despejado

Policiales

Rompió su pulsera eléctrica y escapó de su casa

Baby, el narco necochense que planeaba fugarse al sur y terminó recapturado

15|01|19 09:48 hs.

Baby tenía todo preparado para huir y, por muy poco, no lo logra. El viernes por la noche, el narco necochense de 65 años, Héctor Osvaldo Muñoz, alias Baby, logró sacarse la pulsera con la que monitoreaban el cumplimiento de su pena por “comercialización de estupefacientes” y huyó hacia San Cayetano, su primera parada. 


Para viajar, usó su camioneta Susuky Grand Vitara negra, dominio HTJ-251, la cual tiene prohibición de circular por parte del Registro Nacional de la Propiedad Automotor desde el 16 de febrero de 2018. Sin embargo, su plan duraría poco. 


Momento en que Baby pasa la rotonda de Energía en su Vitara rumbo a San Cayetano


Venticuatro horas más tarde, su concubina de 26 años, identificada oficialmente como Vanesa Lescano, con el presunto objetivo de protegerse, le entregó a la Policía Federal la pulsera rota e inmediatamente, se giraron las actuaciones a la Justicia Federal de Mar del Plata, desde donde se dispuso su inmediata captura. 

Mientras tanto, Baby emprendió su fuga rumbo a San Cayetano, un destino que, aseguran, visitó en repetidas oportunidades. El plan era “guardarse” hasta las primeras horas del lunes, cuando otros cómplices lo “levantaran” para llevarlo al sur, donde planeaba continuar con su vida en la clandestinidad. 


Héctor Osvaldo “Baby” Muñoz


Pero al pasar por la rotonda de Energía, precisamente el tramo que lleva a San Cayetano, las cámaras de seguridad que hay en el lugar tomaron la patente del vehículo e inmediatamente giraron la información a la Delegación de la Policía Federal de Necochea, mientras que, al mismo tiempo, se logró establecer que el ocupante del vehículo se dirigió a una vivienda que había alquilado en la intersección de las calles Buenos Aires y 1 de Mayo de la primera localidad. 

Tal como informó de manera oficial, las tareas de observación e investigación llevadas a cabo por personal del Gabinete Operativo de la Policía Comunal de San Cayetano, condujeron a certificar la presencia de Muñoz en ese lugar. 

Cuando el veterano prófugo salió caminando de la casa hacia el Pasaje Juanita Martin y, desde ahí, hacia la avenida Sargento Cabral, finalmente fue interceptado y reducido sin oponer resistencia.


Mediante el uso del Centro de Monitoreo de San Cayetano fue localizado


Al penal 
La captura de Baby significó también el fin de sus privilegios como condenado con prisión morigerada en un domicilio particular. Una vez comunicado el magistrado interviniente de la Justicia Federal del Departamento Judicial de Necochea, se dispuso su alojamiento en los calabozos de la dependencia policial hasta tanto sea retirado por personal del Servicio Penitenciario Federal para su remisión a una Unidad Carcelaria. 

Por otra parte, el vehículo en el que había escapado Muñoz y planeaba seguir huyendo hacia el sur, fue localizado con la colaboración del Centro de Monitoreo, después de ser divisado por Cámaras de Seguridad municipales en la intersección de la calle 25 de Mayo y la avenida De la Canal, se procedió a su interceptación y secuestro. 

Tras el exitoso operativo de recaptura, el Municipio de San Cayetano compartió con la prensa su satisfacción por el éxito producto del funcionamiento de sus cámaras de seguridad y comunicó que, “es sabido que en los últimos tiempos, la Policía Comunal de San Cayetano dependiendo funcionalmente del Intendente Miguel Gargaglione, a través de su titular el Jefe de Policía Comunal, con un diseño de las políticas preventivas y las acciones estratégicas para el desempeño de la fuerza policial, vienen llevando adelante acciones tendientes a mantener la tranquilidad de la ciudad y de sus habitantes, delimitando, esto sea con distintos operativos vehiculares en distintos puntos de la ciudad, como en los accesos de las Rutas 75 y 85, y también hasta en la Rotonda de Energía donde la atraviesan la Ruta Nacional 228 hacia Necochea y Tres Arroyos, Ruta 75 hacia San Cayetano y González Chávez y por esta a Ruta 3 y Ruta 72 hacia Orense y Claromeco, para afrontar las problemáticas de Comercialización de Estupefacientes y Violencia de Género”.