Deportes

20 victorias consecutivas y segunda defensa

El anhelo de Tito Lemos es “tener una chance mundialista”

16|01|19 15:53 hs.

Gustavo “Tito” Lemos logró el último sábado ante el colombiano Galvis Guerra en Pérez, Rosario, su 20ª victoria consecutiva en igual cantidad de presentaciones. 


Fue su segunda defensa del título Latino Ligero de la Federación Internacional de Boxeo, y ahora su objetivo es “conservar el invicto e ir viendo paso a paso” aunque anheló “tener una chance mundialista”.

Ya en la ciudad y en su paso por la Municipalidad, el boxeador dialogó con LA VOZ DEL PUEBLO, repasó lo que fue la pelea, contó sus deseos y también detalles de su carrera.

- ¿Cómo viviste la pelea? 
- La pelea la vivimos más que tranquilos. Siempre con la mente fría esperando el momento del combate ya sabiendo qué hacer. Con mi viejo (Pedro Alem) y el Ruso (Vester) atrás tratando de darme lo mejor, siempre subiendo confiado al ring.  

- ¿Qué hay por delante para este año? 
- Esperando a ver qué nos dice mi promotor. Nos dedicamos a entrenar, después queda todo en manos de Rivero. 

- ¿Qué anhelo tenés para este año? 
- Por ahora conservar el invicto e ir viendo paso a paso. Poder quedar rankeado entre los mejores 10 (del mundo en la categoría), y un poquito más también. Y tener una chance mundialista. 

Después de cada pelea ya es tradicional que Lemos pase por el municipio y tome contacto con funcionarios, la gente y la prensa. “Sí. Uno es tresarroyense, yo no lo cambio por nada. Me voy a quedar a entrenar acá todo lo que más pueda con mi viejo y el Ruso. A ellos no los voy a cambiar por nada. Me siento muy cómodo entrenando en Tres Arroyos y ojalá que sigamos así”, reconoció. 

Hace un tiempo se manejó la posibilidad de que se radique en otra ciudad por su entrenamiento, y aunque el campeón latino probó prefirió volver. “Hice una preparación física en Capital y no me resultó. No estuve muy convencido así que me sentía mejor acá en Tres Arroyos con el aire libre, que es todo”, explicó Lemos. 

Sobre su carrera, recordó sus inicios y contó: “Fue con mi viejo, hice toda la carrera amateur con él. Entrenamos un tiempo en los Ranchos, hicimos un gimnasio propio, estuvimos entrenando solo en casa también, pero siempre dándole continuidad a lo que es el boxeo. A medida que pasó el tiempo necesitábamos más espacio para entrenar y pudimos conseguir espacio con el Ruso (Vester) en Club de Pelota”. 

Con la humildad que lo caracteriza, Lemos contó que continúa trabajando en Obras Sanitarias “pero con licencias”. “Me están dando los espacios que necesito, y cada más, para poder llegar bien a las peleas”, finalizó el campeón latino de la FIB.