La Región

El clima no ha mostrado su mejor versión

Al mal tiempo, buena cara

18|01|19 11:25 hs.

Tal como sucede en toda la Costa Atlántica, el clima no ha mostrado su mejor versión en lo que va de enero. Y en Claromecó, el escenario no fue la excepción. No obstante, y a pesar de que los días completos de playa fueron contados, los turistas disfrutan de las alternativas de la localidad. El pronóstico es alentador para el fin de semana 


Los días de playa en Claromecó han sido contados con los dedos de una mano. El escenario se replicó en toda la Costa Atlántica en lo que va de enero. Ante ese panorama, acudir a una alternativa a la playa -el principal atractivo de la localidad y por la cual llegan turistas de todo el país- ha sido una práctica común en estos días en los que el clima, en general, ha estado lejos de mostrar su mejor versión. 

En el camino del primer mes del año, fueron contadas las jornadas óptimas para disfrutar a pleno del mar y la arena de Claromecó. La inestabilidad del tiempo fue constante. Y en los primeros 17 días de enero, en la localidad balnearia se dieron todos los climas. 

“Hubo turistas que se fueron antes de lo previsto porque el clima no era del todo bueno”, señaló un operador del sector hotelero de Claromecó, quien, bajo una conocida y lógica premisa, dijo: “El clima es clave para que la temporada sea buena. Es algo que no podemos manejar”. 

Ayer por la mañana, mientras el viento del sur se hacía sentir y el sol buscaba ganarle a la densa nubosidad, la caminata por el sendero fue casi un paseo obligado ante la ausencia de las condiciones para disfrutar a pleno de la playa. 

De todos modos, reinó el optimismo en algunos de los veraneantes consultados por este diario. “Llegamos ayer -por el miércoles-. Había un poco de viento y hoy -por ayer- hay un solcito lindo y, al menos, se puede salir a caminar”, expresó Liliana Giannatasio, quien junto a su marido, con un liviano abrigo, acudió a una tranquila caminata en la Costanera. 

El matrimonio oriundo de Tandil arribó a Claromecó con todo previsto. “Trajimos libros y juegos para entretenernos. Si el tiempo sigue así haremos reuniones familiares”, expresó la turista, quien se mostró optimista en torno a la llegada del esperado buen clima. 

Oscar Di rocco y Liliana Giannatasio de Tandil


Mientras que Oscar Di Rocco, esposo de Liliana, apeló al sentido del humor e indicó: “La Costa Atlántica está hecha para sufrir. Hay que venir abrigado”, dijo a modo de broma. 

Según AccuWeather, una de las aplicaciones más utilizadas para consultar el pronóstico del tiempo, las perspectivas de cara al fin de semana son más que alentadoras. Se espera una mejora para hoy, mientras que para mañana y el domingo anuncia jornadas soleadas con 28 y 29 grados de temperatura máxima. 

En tanto, el Servicio Meteorológico Nacional prevé temperaturas de 31 grados para los dos días del venidero fin de semana, un panorama que los turistas recibirán con los brazos abiertos. 

Desde Villegas
Ramiro Nonino llegó el pasado sábado junto a su familia. El procedente de General Villegas dijo: “Nos vamos acomodando depende el viento. Hay días que vamos al arroyo, otros vamos a la playa, o bien en el Vivero. Le buscamos la vuelta para disfrutar de la naturaleza de Claromecó”. 


Ramiro Nonino y su esposa Natalia de General Villegas


“Somos positivos y esperamos que llegue el buen clima para ir a la playa”, señaló el turista, quien junto a su familia permanecerá en Claromecó hasta principio de febrero. Lo inestable del clima, de algún modo, repercute en la billetera. “Al no haber playa, tuvimos que hacer un poco de centro. Tenemos dos nenes y los llevamos a los juegos, a tomar helado y visitar algunos negocios. Hay que estar atentos y cuidadosos porque los precios están un poco altos”, mencionó. 

Ante lo puesto de relieve, no se refirió a un sector puntual. “En todas las actividades, y si haces un poco de todo, hay que pensar en no menos de dos mil pesos por día. Los paradores están más caros que en otros años. Fuimos y una comida para cuatro personas nos salió tres mil pesos. Creo que es mucho". “Nosotros, habitualmente, comíamos en esos lugares pero ahora tenemos que apelar al ingenio. Bajamos con la heladerita y comemos en la playa”, subrayó el turista, quien, acompañado de su esposa Natalia valoró otros aspectos de Claromecó, tales como la tranquilidad, naturaleza y extensión de su playa. 

De La Plata 
Walter Lezcano, en tanto, le restó importancia al clima. “En lo personal, disfruto mucho todos los días. Obviamente me lo disfruto mucho más cuando está para ir a la playa pero un día fresco o con viento siempre trato de aprovecharlo haciendo otras cosas, como salir a caminar. Estamos de vacaciones y en vacaciones vale todo”, señaló el tresarroyense, quien reside en La Plata. 

Walter Lezcano y Silvina de La Plata



En su análisis, dio su punto de vista en torno a los precios que observó en la localidad. “Son coherentes. Hay cosas más costosas que otras, pero en general están bien. Vengo de La Plata, que no es una ciudad barata. Todos sabemos que cuando uno sale de vacaciones se va a encontrar con valores un poco más altos, más allá de la coyuntura económica”, expresó el turista, que, junto a Silvina, su pareja, permanecerá en Claromecó hasta fin de enero.