La Ciudad

Jorge Castiñeira, gerente general de La Perseverancia

“El seguro debería tomarse como una inversión a futuro”

22|01|19 15:18 hs.


Jorge Castiñeira integra el equipo de trabajo de La Perseverancia Seguros desde hace 36 años y asumió como gerente general en 2005. Recibió a La Voz del Pueblo en su oficina de la sede central, ubicada en Colón y Betolaza, oportunidad en la cual analizó el mercado asegurador y el posicionamiento de la compañía. 

Durante la entrevista, también hizo referencia a la atención a los asegurados que vieron afectados su automóvil o vivienda por la tempestad. 

Tres pilares 
Entiende que la conciencia aseguradora “va creciendo muy lentamente” y que todavía no se ha generalizado. “Realmente la gente considera que es un gasto, cuando en realidad se debería tomar como una inversión a futuro”, indica y subraya que esto es así “en mayor medida en momentos en que hay que ajustarse el cinturón por la situación económica. Es cuando uno tiene que tener más protegidos sus bienes”. 

Puntualiza que incluso no se cuenta con una cobertura en muchas ocasiones para la propia vivienda. “Por ahí la gente no asegura contra incendio y se puede ocasionar por cualquier motivo. Es el techo. Es lo primordial, pero no hay una conciencia aseguradora total. Con el auto, uno sale, tiene un accidente y hay una desgracia humana, el seguro es fundamental. Muchos vienen a contratarlo porque es obligatorio tenerlo en la guantera, cuando lo para la caminera. En el resto de los rubros cuesta más que sea incorporado”, explica. 

Menciona igualmente la situación de quien es monotributista, que “quizás no tiene una cobertura social amplia. Ante un impedimento por un accidente laboral, queda desprotegido, sin ingresos. En cambio, el seguro le va a cubrir una parte en función de la magnitud del hecho y del grado de incapacidad que pueda tener; garantiza un resarcimiento. Si desgraciadamente hay una muerte, los familiares tendrán un monto para cobrar. Hoy en día una cobertura de accidentes personales es muy accesible al bolsillo de cualquiera”. 

Por esta razón, observa que “hay tres pilares: al auto, la vivienda y los accidentes personales. A ninguna persona le debería faltar su cobertura en estos rubros”. 

Empleados y pólizas 
Además de su casa central en nuestra ciudad, La Perseverancia Seguros posee la casa matriz en la capital federal, mientras cuenta con agencias en Santa Teresita y Balcarce (provincia de Buenos Aires); Rafaela (Santa Fe); Córdoba, Mendoza, Neuquén y San Luis. 

En todo el país, se desempeñan aproximadamente 130 empleados. “La cantidad se viene manteniendo en función de que hay gente que se jubiló y son reemplazados. Siempre seguimos desarrollando la actividad en las provincias donde tenemos presencia, tratando de procurar nuevos contactos con productores para traerlos y de esa forma tratar de ir creciendo”, señala. 

En tanto, tiene unas 200.000 pólizas vigentes en todas las ramas que abarca. “No quiere decir que son 200.000 asegurados”, explica por el hecho de que la misma persona puede contar con más de un servicio. 

Al evaluar la situación general de la empresa, manifiesta que “estamos tratando de mantenernos con la producción, en mérito de la inflación que ha tenido el país. A junio de 2018, que es cuando se realiza el cierre del ejercicio en todo el mercado, no hubo un crecimiento real de producción en primas”. 

Como contrapartida, “se incrementaron por encima de la inflación los gastos y las erogaciones por siniestros. El resultado técnico fue negativo, no el final porque hay que agregarle el aspecto financiero que fue positivo. Es como viene siendo desde hace muchos años y es lo que ayuda a las compañías a tener un resultado final bueno”. 

Con un índice de precios que se expandió 47,6 por ciento en un año, la adecuación de la tarifa es complicada. “No es fácil que tengamos el mismo incremento. Hay otros actores y competencia. A veces estamos por debajo”, argumenta. 

La ubicación 
En el diálogo con este diario, describe la composición del sector y comenta que “a nivel de las 189 empresas que hay actuando en el mercado en ramas patrimoniales, ART y retiros, estamos ubicados en el 52 lugar. Exclusivamente de las que operan en automotores, nos encontramos en el puesto 22 ó 23. Somos una compañía chica para lo que es el mercado y nos estamos manteniendo esa posición”. 

Tecnología 
La Perseverancia Seguros incorporó el año pasado una aplicación móvil para asegurados. Jorge Castiñeira valora que “la persona puede consultar su póliza, mostrársela al agente de tránsito cuando se lo requiera, están las cuotas que se vencen, la tarjeta de circulación, los datos del vehículo asegurado. Y en combinado familiar se ve la póliza. Es una herramienta importante”. 

Acerca de los avances en tecnología, dice que “concomitantemente se desarrolló, no por vía móvil sino a través de aplicación web, todo lo que es destinado a los productores de seguros, para que puedan trabajar en forma directa tanto en la producción, la cobranza y la emisión de la póliza”. 

Asimismo, afirma que “para los siniestros está la denuncia vía web”. 

En agosto de 2018, contrató un nuevo sistema de software que se está incorporando y estima que podría aplicarse en las tareas en junio próximo. “Es un cambio total del sistema, con otro proveedor. Para darle más agilidad a toda la operatoria”, destaca. Hacía solo un año y medio que trabajaba en La Perseverancia cuando se instaló por primera vez un sistema de computación, en 1985. “Con ese sistema estuvimos hasta ahora, ampliándolo y desarrollándolo –señala-. Era y sigue siendo muy bueno. Pero ha llegado el tiempo de reemplazarlo por uno nuevo”. 

 Trayectoria 
Con 114 años de vida, es una de las empresas con mayor recorrido en nuestro distrito. Nació cuando Tres Arroyos era una ciudad que daba sus primeros pasos. “Hemos logrado mantenernos en un país que no es tan certero, que presenta imprevisibilidades. A veces no hay forma de proyectar cosas. Pero hemos sorteado varios obstáculos y aquí estamos”, concluye con satisfacción. 

Te interesaría leer