La Ciudad

Martín Garrido

"No apoyamos nada que se haga fuera de la ley"

23|01|19 11:53 hs.


El concejal Martín Garrido analizó la modalidad de hacer fiestas en lugares públicos, como la que se llevó a cabo en el primer médano después de la bajada de vehículos en Dunamar el sábado por la noche. 

“Tenemos que analizar algo que reclamamos desde el año pasado por la falta de previsión en turismo y cultura, porque el distrito tiene muy poco para ofrecerle a la juventud y no hay políticas turísticas en este sentido”, indicó. 

Puntualizó que “falta muy poco para la Corvina Negra -que va a explotar Claromecó- y entonces me pregunto qué va a pasar, se hará el concurso, fiestas en los médanos, no van a saber quién ingresa a Claromecó y con qué, entonces lo único que va quedar es rezar”. 

 Enumeró las denuncias realizadas al Ejecutivo durante 2018 especialmente en el tiempo previo y posterior a los festejos por la Primavera. “Tanto Pity (Federico) como yo llamamos al secretario de Seguridad por la problemática de las previas, algo que sigue pasando todos los fines de semana”, indicó. 

Descontrol 
Garrido criticó al municipio porque, según sus consideraciones, no saben quién ingresa a Claromecó los fines de semana. “Desconocen si son jóvenes, adultos, si traen pastillas, droga, alcohol. No hay requisas en este sentido, no hay nada de control. Es algo que vemos los que ingresamos a diario a Reta, Orense y Claromecó, no funciona el Operativo Sol como antes”, consideró. 

Dejó en claro que “no apoyamos nada que se haga fuera de la ley, como fiestas en los médanos. Además que siempre pregonamos que haya justicia entre el que paga un canon y se ajusta a la ley contra el que pone un equipo de música, un grupo electrógeno y hace una fiesta, no vamos a apoyar esa desigualdad”. Del mismo modo, subrayó que “es real que en la costa pasa esto desde hace unos años y el municipio no tuvo la visión de analizar cómo controlarlo o desalentarlo”. 

Regulación 
También manifestó que hay que generar una norma para controlar situaciones como las del último fin de semana. En la Secretaría de Seguridad prometieron elevar una ordenanza para legislar sobre las fiestas privadas, “algo que era muy difícil”. Ahora se agregan las fiestas en espacios públicos sin autorización, ni venta de alcohol o cobro de entradas. 

“La regulación tendría que afinarse en lo que ofrecen al turista y solucionar la falencia de lo que se brinda a la noche, además de hacer más prevención y controles”, indicó. “En nuestras playas las propuestas que se ofrecen son de iniciativa privada, el municipio siempre acompañando de atrás. Turismo planifica como hace quince años atrás y desconoce el perfil de turistas que llegan a cada una de las playas, que es totalmente diferente”, concluyó el concejal del interbloque peronista.  

Te interesaría leer