116 años junto a cada tresarroyense

ST 10. 1°
Despejado

Sociales

Fernández y Mazzitelli

“De amor y mar” retorna el sábado a Quelaromecó

28|01|19 19:56 hs.

El sábado 2 de febrero regresan al Espacio de Arte Quelaromecó el artista Andrés Mazzitelli y el poeta Julio Fernández con una nueva versión de “De amor y mar”, exitoso espectáculo que fuera estrenado y aplaudido durante 2018. Poesía, música, teatro, imágenes y toques de humor son los ingredientes que conforman a este “De amor y mar”, con Andrés Mazzitelli y Julio Fernández. 


Un espectáculo que no ha dejado de recibir excelentes críticas desde su estreno y que ya ha recorrido varios escenarios. Varios poemas del libro de Julio Fernández “Tiempo sin límite” fueron la base del espectáculo, algunos de ellos musicalizados por Mazzitelli, a los que se sumaron autores como Mario Benedetti, Isidoro Blaistein, Miguel Hernández, Ana María Shuá, entre otros, por el lado de las letras, y Joan Manuel Serrat, Kevin Johansen y Alberto Favero por el lado de la música. 

A este material se suman textos y canciones de Mazzitelli. La propuesta, de neto corte teatral, lleva a los espectadores en una suerte de viaje emotivo donde el vehículo son los poemas, las canciones y las imágenes y animaciones proyectadas, que incluyen valioso material del fotógrafo Daniel Tesone, principalmente de las playas de nuestro partido. “De amor y mar” se estrenó durante la pasada temporada con un lleno absoluto y regresa a Claromecó en una nueva versión, para volver a disfrutar, reír y emocionarse. 

La presentación de “De amor y mar” será entonces el sábado 2 de febrero a las 22.30. Debido a la capacidad limitada de la sala, las entradas se pueden reservar en el mismo espacio de arte Quelaromecó durante esta semana previa.



Trayectorias 
En octubre de 2016, Julio Fernández -un conocido y apreciado comerciante tresarroyense, con más de medio siglo de trayectoria como panadero- sorprendió a la ciudad con el lanzamiento de “Tiempo sin límite”, un breve poemario que incluyó versos por él escritos durante décadas y nunca compartidos con nadie. 

Algunos de esos trabajos fueron musicalizados por Andrés Mazzitelli y hasta subidos a YouTube con una cuidada selección de imágenes, donde han sumado centenares de reproducciones y elogiosos comentarios. “Creo que nos complementamos muy bien con Julio y en el amor y la pasión por lo que hacemos encontramos un puente que unió nuestras generaciones. El dice que yo le enseño mucho, pero para mí es al revés: creo que es un gran ejemplo de vida que alguien pasados los setenta se haya decidido a concretar sus sueños y para ello, se haya decidido a aprender y a estudiar y así aprovechar algo que traía desde la cuna y estaba latente como es su don para recitar, con un estilo muy personal y una voz estupenda, capaz de hacer que textos memorables de genios como Benedetti o Miguel Hernández, calen aún más hondo”, destacó el músico en la oportunidad. 

En efecto, además de autodidacta, Fernández asiste desde hace varios años a talleres literarios, teatrales y de radioteatro. Mazzitelli, por su lado, es ampliamente conocido por ser uno de los caracterizados trovadores locales, alguien que a sus lógicas influencias de parte de “gigantes” como Los Beatles, Bob Dylan o León Gieco, le ha sumado estudio, su impronta y un compromiso con la ciudad en la que nació, creció y ejerce su vocación. 

El año pasado publicó tres álbumes en los que se resume toda su carrera en 40 canciones, trabajo que está disponible en Spotify y todas las plataformas musicales de Internet. Además de una rica trayectoria teatral que se compone de cinco obras de su autoría ya estrenadas (hay otras tres en la gatera, esperando ver la luz), incluyendo “Por hoy dejamos acá”, la puesta más convocante de los últimos 30 años del teatro tresarroyense.