116 años junto a cada tresarroyense

ST 12. 3°
Cielo cubierto

Policiales

Crítica del damnificado a la Policía

Aprovecharon una breve ausencia y le robaron a un vecino en su casa

30|01|19 09:25 hs.

Un vecino de nuestra ciudad sufrió un robo en momentos que se ausentó de su casa para realizar un trabajo y, luego de hacer la denuncia, criticó el accionar policial antes de sostener que su barrio “es una zona liberada”. 


Miguel Angel Serra, de 57 años, vive solo en una casita de French 904, precisamente en la esquina con Tacuarí, donde en la tarde del lunes una cantidad no precisada de sujetos desconocidos saltó el corralón que da a la calle y, una vez en el interior del terreno, forzaron un ventiluz, sin hacer daño, por el que lograron ingresar a la morada. 

“Yo me retiro de mi casa y tuve que abrir un local para que vayan a cortar el césped”, recordó Serra en diálogo con LA VOZ DEL PUEBLO. 

A las 18.20, cuando vuelve, se encontró con la novedad de que había sido víctima de un delito, “aparentemente estaba todo normal hasta que entré. Desde el primer momento noté algo raro. Cuando entro a la cocina, tenía las hornallas hechas pedazos. Cuando voy a la pieza me dí cuenta que me faltaba el DVD, la notebook. Cuando vuelvo al comedor, también ví que se habían llevado una radio”, recordó.

Cuando decidió llamar a la policía, dijo que se encontró con demoras en la atención de su problema, “automáticamente llamo a la policía, y me atiende una oficial. Me dicen que me mandan el móvil. A los 15 minutos, como no venía nadie, la vuelvo a llamar, pero me dice que había dos móviles en Tres Arroyos. Somos 70.000 habitantes, no podés tenés dos móviles”, se quejó. 

Hace tres años y dos meses que Serra alquila en esa dirección y el último hecho es el segundo episodio de inseguridad que sufre en los últimos meses, “en menos de 8 meses es la segunda vez que me robaron. ¿Dónde está la policía? Vos te parás acá una hora y me decís si pasa un patrullero. Antes andaban todos, ahora nada. Si esto no es una zona liberada, ¿qué es?”, se preguntó en el cierre, antes de recordar que, en la misma cuadra de su casa, le hicieron el cuento del tío a dos vecinas.