116 años junto a cada tresarroyense

ST 10. 1°
Despejado

Interés General

El distrito se convirtió en un engranaje importantísimo

La producción de Tres Arroyos tiene historia, presente y futuro

05|02|19 17:07 hs.

Por Leonardo Sarquís (*)

Tres Arroyos se convirtió en un engranaje importantísimo del motor de la economía de la provincia de Buenos Aires y de todo el país. Hoy nos toca estar acompañando y potenciando esa fuerza de la producción tresarroyense, que - en el plano agroindustrial- se destaca tanto en el trigo como en la cebada. 

Estimamos, a través de nuestro Observatorio de Datos del Ministerio de Agroindustria, que la producción de fina (trigo y cebada) en la provincia de Buenos Aires crecerá en 2 millones de toneladas, es decir un 15% por encima de la campaña anterior. 

Concretamente, la producción alcanzará las 13 millones de toneladas, generando ingresos al sistema productivo bonaerense de 2.580 millones de dólares. 

En el caso de la cebada, la superficie creció un 9% llegando a las 938.000 hectáreas y los rendimientos crecieron en torno al 8%. De este modo, la producción alcanzaría las 4.176.498 toneladas, lo que significa un 18% más que la registrada durante la campaña anterior. 

En este caso, los ingresos al sector productivo ascenderían a 760 millones de dólares. Por otra parte, la superficie sembrada de trigo alcanzó en la provincia de Buenos Aires una superficie de 2,4 millones de hectáreas, un 18% por encima de la campaña anterior. 

Se calcula que el rendimiento promedio rondó los 39 quintales destacándose el oeste de Buenos Aires, donde la óptima disponibilidad hídrica acompañó al cultivo en todo su ciclo y el mayor uso de fertilizantes permitió un importante incremento de rendimientos y calidad del cereal. De este modo la producción superará las 9 millones de toneladas, con un precio del trigo por encima de los US$ 200.Así, la campaña generaría ingresos al sistema productivo por U$1.820 millones. 

Las cadenas de trigo y cebada implican más de 200.000 puestos de trabajo, desde la producción y comercialización del fertilizante y la semilla; el transporte; el trabajo en los molinos, las malterías y los puertos, etcétera. Siempre decimos que nuestro trigo y cebada son los más competitivos del mundo. 

Con la Gobernadora Vidal tenemos claro que la agroindustria es el motor de la economía y, en el caso de nuestra provincia, sabemos que puede producir alimentos para 300 millones de personas. Hay equipo Sabemos que el año pasado fue complejo en muchos aspectos y estamos trabajando en equipo para estar en cada lugar en el que haya necesidades. 

La identidad del gobierno que nos propone María Eugenia Vidal tiene que ver con no esconder los problemas, sino con asumirlos y buscar soluciones. Así encaramos todas las obras hídricas que estuvieron paralizadas durante muchos años para terminar con el tema de las inundaciones; así creamos mecanismos financieros para asistir a los sectores más limitados, en un trabajo conjunto con el Banco Provincia; así trabajamos permanentemente en mesas de diálogo con cada sector productivo; así implementamos programas de capacitación; así desarrollamos herramientas para los inversores como el mapa del biogás; y así avanzamos en el desarme de las viejas estructuras burocráticas como en el caso del Documento Unico de Traslado (DUT), abandonando prácticas más propias del siglo pasado que del siglo 21. 

Nuestro papel es acompañar a los productores con medidas que alienten a la inversión y al desarrollo. Pero también compartir la información necesaria para que, a partir de las nuevas tecnologías, la innovación y el conocimiento, sigamos logrando rindes y mejoras cada vez más importantes en toda la cadena agroindustrial.

 (*) Ministro de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires